Novedad Abril: ‘Tardes de chocolate en el Ritz’ de Reyes Calderón

novedad-abril-tardes-chocolate-el-ritz-reyes

¿Quién de nosotros no se ha lanzado al chocolate para compensar un día difícil y no se ha sentido algo culpable después? 

Reyes Calderón, nos sorprende con un registro totalmente diferente. Esta vez deja de lado a la juez MacHor y la investigación de crímenes para indagar en el alma humana. Un libro que no es de autoayuda sino más bien como la propia Calderón lo define, es un antimétodo de antiayuda, un ensayo, un cuaderno de notas personales que tanto utiliza la escritora en su vida cotidiana.

«… El cacao se parece a esas pastas cubre agujeros que emplean los pintores para sellar los pequeños huecos…»

Bajo esta premisa tan sencilla y cierta, ya que Reyes adora el chocolate, arranca un libro balsámico, muy certero que nos va a mostrar a una Reyes Calderón muy humana y con un gran sentido del humor que nos muestra partes de la vida de la autora que no conocíamos.

“Si hubiera de parecerme a un animal, no dudo en que escogería una lagartija: me encanta el sol y no se estar quieta. El que mucho se mueve, mucho tropieza. No me produce empacho alguno reconocer que me he equivocado con muchísima más frecuencia de lo esperado… “, nos confiesa la autora. ”Me ha costado mucho. Soy pudorosa. Tanto, que he preferido no hacerlo del todo. De los siete velos, me he desprendido de un par de ellos. ¡Y ya es bastante!”.

Ante todo, Tardes de chocolate en el Ritz, consigue sacarnos una sonrisa, filosofa sin darnos casi cuenta, habla
sobre esas pequeñas cosas importantes en la vida: una cerveza con limón, una terraza al sol, una cena en familia… y recuerda el valor de la amistad.

Quedarán una vez al mes, los jueves, en el Ritz para hablar de la vida y del libro que Reyes quiere escribir. “Muchas tardes, a veces cansada, a veces hastiada del trabajo, de la fortuna, o de la misma vida, estuve tentada de no acudir al Ritz y dejar abandonada a Marta con sus presuntas tonterías, pero nunca falté a mi cita. Vivamente agradezco al destino estos jueves”.

Estas reuniones mensuales en el hotel Ritz de Madrid, evoca nuestro lado “Marta”: glamuroso, sofisticado, pero siempre de paso. Y sin embargo, posee un encanto duradero, como la amistad, como el chocolate, como las sencillas horas de una tarde de invierno con sol.

Su amiga Marta es una mujer aparentemente en las antípodas de Reyes pero como la propia autora subraya, las apariencias casi siempre engañan. Un vestido rojo, una recepción unirá a estas dos mujeres que al poco de conocerse intimarán, reñirán y se querrán como sólo lo hacemos con los buenos amigos.

 Nos comenta sobre lo que le animó a escribir este libro tan alejado de los anteriores: “Me pidieron un libro de no ficción. Creo que buscaban algo más estándar, más «profesional», pero la escritura debe ser visceral, salir de

las tripas y no pude. Pero lo intenté, y al hacerlo, me di cuenta de que estaba escribiendo directamente sobre el alma. No para el alma, sino sobre el alma, para empezar la mía. Una experiencia que, en muchos modos, me ha transformado por dentro”.  ”n un segundo se puede matar y también morir. En un segundo, se esboza una sonrisa de agradecimiento o una mirada de odio. Un segundo te permite beberte tres sorbos de Coca-Cola, firmar un cheque sin fondos o sacar del desván de las tripas ese te quiero con el que nunca te arrancaste, vete a saber por qué …”.

© José María Pastrana
© José María Pastrana

Reyes Calderón es escritora y profesora. Doctora en Economía y Filosofía, es decana de la Facultad de Economía de la Universidad de Navarra, donde, además, imparte clases. Ha escrito varios libros de ficción. Público y crítica aplaudieron su saga protagonizada por la jueza Lola MacHor, compuesta por los exitosos Los crímenes del número primo, El expediente Canaima, El último paciente del doctor Wilson o La venganza del asesino par. Con El jurado número 10 se alzó con el Premio Abogados de Novela. Tardes de chocolate en el Ritz es, sin duda, su libro más personal.

Tardes de chocolate en el Ritz de Reyes Calderón. Planeta, 2014. Rústica con solapas, 272 pp., 18.90 euros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: