cantaIrlanda

 

En el verano de 2004 Javier Reverte emprendía un largo viaje por Irlanda con el propósito de escribir un libro sobre uno de sus países favoritos, un territorio entre las brumas de las leyendas, los cantos populares y la voz de los poetas.

Ocho años después el libro seguía encerrado en sus cuadernos de viajes, reacio a ver la luz. Hasta que, en 2012, el escritor regresó a la isla esmeralda para terminar lo que comenzó tiempo atrás. Así nació, por fin, Canta Irlanda, un libro en el que se reúnen y confunden el lirismo y la aventura, y en el que el autor, como es habitual en él, pone un especial y afectuoso acento
en la idea que tienen los irlandeses de su patria y de sí mismos, en sus mitos, su poesía, su música, sus canciones
y el peso que, en Irlanda, tiene la leyenda sobre la realidad.

«Wild Rover», Molly Mallone, Jack Duggan, Ned Kelly, Danny Boy, la Spanish Lady o Peggy Gordon son solo unos pocos de los múltiples personajes que han quedado inmortalizados en baladas populares irlandesas y en las páginas de este libro, así como la historia de muchos de los grandes escritores de la literatura universal que nacieron en el país de la niebla y la nostalgia: James Joyce, Samuel Beckett, William Yeats, Jonathan Swift, Oscar Wilde o George Bernard Shaw.

Porque, tal y como nos explica el propio Reverte, Irlanda es un país de escritores a los que el pueblo irlandés ama más que a sus santos o a sus políticos. Así, cada noche, en cientos de pubs de toda la isla, se cantan las gestas, las bromas o los dramas y tragedias de decenas de hombres y mujeres a los que la Historia no concede una sola línea y que todos los irlandeses,
grandes y chicos, conocen. Y entre ellos, un escritor, Javier Reverte, irresistiblemente seducido por la leyenda y la lírica de un país en cuyos escudos y banderas no campan ni águilas ni leones, sino una sencilla lira gaélica.

javierreverteJavier Reverte ha recorrido los cinco continentes, ha navegado el Índico, el Pacífico y el Atlántico, ha cruzado el Ártico de Este a Oeste y pisado la isla del Cabo de Hornos. Ha descendido el Amazonas desde su nacimiento hasta su desembocadura, ha recorrido el curso del Nilo, del Mississippi y del Yangtsé, y se ha embarcado en el río Congo en la misma ruta que realizó Joseph Conrad
a finales del siglo XIX. Ha seguido los caminos literarios de escritores como Homero —en la Grecia clásica— o Jack London —en el río Yukón— y se ha internado en las sabanas del Este de África. Ha cruzado el lago Victoria, el Tanganyka y el Tana, y se ha acercado a pie hasta las orillas del Turkana.

Ha vivido en Londres, París, Lisboa, Nueva York, Roma e Irlanda. Y todas sus vivencias las ha contado en sus libros de viajes: El sueño de África (1996), Vagabundo en África (1998) y Los caminos perdidos de África (2002), que conforman la Trilogía de África, así como Corazón de Ulises (1999), El río de la desolación (2004), La aventura de viajar (2006), El río de la luz (2009), En mares salvajes (2011), Colinas que arden, lagos de fuego (2012) y Canta Irlanda (2014).

Canta Irlanda de Javier Reverte. Un viaje por la isla esmeralda. Plaza & Janés, 2014. 376 pp., 20,90 euros.