Novedad Mayo: ‘La soledad’ de Natalio Grueso

lasoledad

“Vivo en un pequeño apartamento en el barrio de Dorsoduro. Y en ese apartamento, cada noche, ocurren cosas que hacen justicia, que desafían a la realidad y al destino, y que mitigan la terrible condena de mi maldita soledad».

 

La soledad es un viaje al interior de nuestros sentimientos. Una aventura desbordante de imaginación en la que confluyen el deseo, la gratitud, la justicia y los sueños. Por sus páginas transitan un puñado de personajes extraordinarios: el ladrón Bruno Labastide, el recetador de libros, el locutor de radio argentino, el contrabandista de palabras, o la joven japonesa con ojos color de miel que cada tarde, desafía al destino desde su apartamento veneciano.

Delicada, mágica e hipnótica, esta conmovedora novela nos transporta de París a Buenos Aires, de Venecia a Indochina, siguiendo la estela de sus protagonistas, perdedores solitarios en apariencia que, en realidad consiguen, sin apenas ser conscientes de ello, llegar a lo más alto que puede aspirar el ser humano: hacer felices a los demás.

En Venecia, el alma de Bruno va a cambiar para siempre. Porque será allí donde conozca a Keiko, la bellísima japonesa que se acuesta cada noche con el hombre que consigue emocionarla con un verso o una historia. Sin embargo, Bruno Labastide, el gran fabulador, el embaucador de sonrisa irresistible que desarma a las damas, no tiene acceso a ese paraíso porque, para su sorpresa, se queda sin historias ante la bella japonesa. 

¿Quién es Bruno Labastide? Es, sin duda, un hombre solitario, pero también es un trotamundos algo cobarde pero encantador que ha vivido del trapicheo, de embaucar a las mujeres, de viajar por todo el mundo buscando no se sabe qué; ladrón de guante blanco o de piel de seda, como alguien le definió. Bruno no ha querido nunca a nadie de verdad. Es un francés que rechazó la vida para la que estaba destinado, una vida gris de empleado de hotel, y se embarcó en una aventura vital que le hizo recorrer el mundo viviendo de su ingenio y de su atractivo.  Ahora, ya en la madurez, colmado de soledad, avejentado más que viejo, deja pasar el tiempo en el lugar más bello y melancólico del mundo: Venecia.

Natalio Grueso debuta en la novela con una exquisita obra que es casi un largo poema, una obra de la que Vargas Llosa ha dicho “Un libro que se lee con placer y en el que en cada nueva página espera al lector una revelación todavía más sorprendente que la anterior.” Un libro que  recuerda la sutileza de Baricco o la espiritualidad de Coelho, quien ha confesado que la lectura de La soledad le ha llegado al corazón.

Grueso crea una cadena de inolvidables personajes que desfilan con brillantez por las páginas del libro, eslabones de una cadena infinita. Fábulas, historias tristes, parábolas, un fresco de personajes a la deriva, historias crepusculares que conforman un todo que se descubre poco a poco, como una joya escondida. Historias que recorren el mundo, de dolor o de amor, de guerra o de paz, de injusticias seculares, de pobres ilusionados y ricos decadentes con palabrería de poderosos que juegan con la vida de los mansos. Pequeñas historias de perdedores solitarios en la trastienda de la Historia.

Podría decirse que La soledad es un viaje por lo más íntimo del alma humana, un relato que conduce al lector alrededor del mundo de París a Buenos Aires, de Venecia a Shanghai, de Bagdad a Guatemala y que muestra que la soledad y la felicidad son emociones universales y que el mejor objetivo es siempre la búsqueda de la felicidad de los otros.

Natalio Grueso ha dedicado su carrera profesional a la gestión cultural y a las relaciones internacionales, ocupando puestos de responsabilidad en diversas instituciones de relevancia mundial. Actualmente es director del Teatro español y director de artes escénicas de la ciudad de Madrid. La soledad es su primera novela.

La soledad de Natalio Grueso. Planeta, col. Autores Españoles e Iberoamericanos,  2014. Rústica con solapas, 288 pp., 18.50 €. También Epub.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: