Kenny Garrett en el Teatro Lara: Ciclo 1906 de Jazz

 

Kenny1Por Ciro Mestraitua.
.
La primera impresión que ofreció anoche el quinteto de Kenny Garrett es de banda seria, muy profesional y muy cool. Quizás porque Garret lo aprendió del jazzman más cool de todos los tiempos o simplemente porque lo vive así, hicieron una entrada discreta en el escenario y se lanzaron a tocar temas sin dejar apenas espacio para aplausos, perfectamente trajeados, como si se estuviesen examinando.
.
Y eso que empezaron con Chucho’s Mambo, un temazo caribeño capaz de animar a cualquiera. Sin embargo resultaron un tanto distantes, absolutamente solventes y brillantes en el aspecto musical, pero distantes. Una de las ventajas del directo es la cercanía que permite aunque uno pierda la oportunidad de grabar un take perfecto, pero anoche hubo más de lo segundo.
.
El repertorio estuvo basado principalmente en los temas de Pushing The World Away, su último y muy aclamado LP, que cerca anduvo de lograr el Grammy al mejor disco de jazz instrumental. El disco, y su puesta en escena, es extraordinario; una variada colección de ritmos y ambientes en la que el fraseo post bop del saxo alto se combina con las lineas más orientales del saxo soprano, dejando también espacio para ritmos latinos y africanos. Sonaron, entre otras, Lincoln Center, Homma San, Alpha Man y una impresionante versión del tema que da título al disco.
.
El quinteto de Garrett es excepcional, brillando especialmente Corcoran Holt al contrabajo y el inconmensurable McClenty Hunter a la batería, con un derroche de energía que a buen seguro le hizo perder un par de kilos. Vernell Brown al piano estuvo correcto, un poco frío, y el espíritu y la alegría la puso Rudy Bird a la percusión. Todos tuvieron oportunidades de lucirse y todos dejaron bien claro que son unossidemen de tomo y lomo.
.
Kenny2Pero había demasiada seriedad en el ambiente. Garrett quiso organizar una despedida más animada y para el final, como acostumbra, dejó el tema Happy People con el que fue conminando al publico a entrar en la fiesta. Le costó un poco, quizás porque el concierto había sido muy intelectual y virtuoso, y la cosa no cuajó hasta que un espontáneo de entre el público se lanzó a bailar enloquecido, quizás como ocurrió durante el incendiario solo de Paul Gonsalves en Newport ’56.
.
El caso es que ese espectador decidió aceptar el reto de Garrett, que en aquel momento empezaba a sonar más como Maceo Parker, y con energía desbordada y contagiosa terminó por lanzar al resto de asistentes al baile, las palmas y a lo que tuviesen a bien proponerles: http://instagram.com/p/oeXRJzHMBP/ Tras esa traca final el respetable dio por bueno el resultado y se retiró satisfecho sin pedir siquiera un bis.
De Garret se han dicho grandes cosas y anoche quedaron pocas dudas acerca del nivel de este Saxophon Colossus, otro éxito del VII Ciclo 1906 de Jazz. 

1 pensamiento sobre “Kenny Garrett en el Teatro Lara: Ciclo 1906 de Jazz

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: