Calles y rostros de Berlín en las colecciones Thyssen-Bornemisza

ITTENCon motivo del 25° aniversario de la caída del Muro, el Museo Thyssen-Bornemisza y la Embajada de la República Federal de Alemania rinden homenaje a la ciudad de Berlín y a sus habitantes con el montaje  Calles y rostros de Berlín en las colecciones Thyssen-Bornemisza. Hasta finales de enero de 2015, una selección de 18 obras maestras de la colección, de artistas como como George Grosz, Ernst Ludwig Kirchner, Otto Dix, Christian Schad o Max Beckmann -algunas  de las cuales no están expuestas habitualmente-  nos descubre el floreciente panorama artístico de Berlín durante el primer tercio del siglo XX.

La capital alemana se convirtió en imán de numerosos artistas por su atmósfera libre y en punto de encuentro de las vanguardias europeas. Es el caso de Ernst Ludwig Kirchner, miembro del grupo Die Brücke, que pintó sus célebres escenas callejeras durante los meses anteriores a la Primera Guerra Mundial, que estalló hace 100 años. Otros artistas afincados en Berlín, como Ludwig Meidner o Lyonel Feininger, se sintieron también estimulados por las calles en constante metamorfosis y adaptaron en sus obras elementos formales del cubismo, el futurismo o el orfismo.

Domina en muchos de estos cuadros un cierto aire apocalíptico, en predicción a lo que iba a ocurrir. Lo vemos particularmente en la obra de George Grosz, en la que Berlín se convierte en un lugar deshumanizado que camina hacia la autodestrucción; durante años denunció la hipocresía burguesa, y un orden social que consideraba injusto. Pasados los primeros años de la posguerra, pintores como Grosz o
Dix fueron suavizando sus planteamientos revolucionarios ante el convencimiento de que el arte no podía cambiar la sociedad. De las pobladas calles y sus conflictos sociales, su interés pasó a representar a los propios berlineses. Hombres y mujeres vestidos a la moda y fumando cigarrillos; toda la bohemia berlinesa de la República de Weimar ha llegado a nosotros gracias a los retratos realizados por Dix, Christian Schad o Rudolf Schlichter. Para inmortalizar a sus contemporáneos los artistas abandonaron el lenguaje expresionista para adoptar un nuevo realismo, conocido como Neue Sachlichkeit, es decir, Nueva Objetividad.

Paralelamente a la muestra, la Embajada de la República Federal de Alemania ha programado unas actividades complementarias en el Goethe-Institut de Madrid, que incluirán conferencias y proyecciones de películas.

Calles y rostros de Berlín en las colecciones Thyssen-Bornemisza
Del 28 de octubre de 2014 al 25 de enero de 2015
Museo Thyssen-Bornemisza
Paseo del Prado, 8. Madrid. Salas 39 y 40.
Horario: Lunes, de 12.00 a 16.00 horas; de martes a domingos, de 10.00 a 19.00 horas.
Visita incluida en la entrada a la colección permanente (lunes gratis)
Comisaria: Marta Ruiz del Árbol, Área Pintura Moderna del Museo Thyssen-Bornemisza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: