‘Déjame ser la sombra de tu perro’ llega en enero a La Nao 8 Teatro

dejame-ser-la-sombra-de-tu-perro

El próximo 14 de enero comienza su actividad La Nao 8 Teatro, un espacio  con una programación tanto de teatro y música como de otros eventos culturales. La Nao 8 Teatro, que se ubicará en la Calle de la Nao 8 y contará con un aforo de 50 personas, se suma a la propuesta off de la capital para este año 2015, haciendo pública de momento su programación para el mes de enero.

Entre las obras que la sala ya ha anunciado encontramos estrenos como 1967 de Iván Ruiz Céspedes, Sentencia a Judas de Juan Miguel, Si, Vale, Vale, Ciao de Las Veneno, Lady Turbio de José Luis Marín, el premiado cabaret Déjame ser la sombra de tu perro de Daniel Dimeco  o las conocidas Matadero 36/39 de Ramón Paso o La cosa más maravillosa del mundo de Santi Senso.

Déjame ser la sombra de tu perro es un texto teatral escrito por Daniel Dimeco. Esta obra que es un grito que mana de la soledad de sus protagonistas; una llamada de atención nacida del dolor, de la rabia, de la necesidad de roce, de una palabra de cariño. Es la historia de siete personajes rotos, devorados por un bagaje existencial cruento. Seres humanos que batallan, torpemente o con malas artes, por obtener, mantener o recuperar los afectos perdidos. Un hombre y seis mujeres dispuestos a lo que haga falta con tal de lograr sus objetivos, aunque tengan que anteponer egoísmos y rencores para lograrlos.

LaNao8El punto de encuentro es el miedo a no ser amados, el temor a que se les escurra de las manos el basamento afectivo, el daño que aquellos destinados a protegerles les han hecho en el pasado y les siguen haciendo en el presente. Personajes que se engañan a sí mismos, que esconden verdades o deciden ser brutalmente sinceros con los más cercanos. Vidas acuchilladas, que se desarrollan en clave de humor ácido, irónico, negro y que tienen lugar en un cabaret imaginario al son de músicas, risas y erotismo.

A partir de las nueve de la noche, en un edificio madrileño, una serie de acontecimientos llevará a cada uno de sus moradores (habituales y circunstanciales) hasta un punto álgido que acabará en un estallido. Dos cuñadas aristocráticas enfrentadas por el favor del anciano patriarca a punto de morir. Una madre viuda (aferrada a un portarretratos con la imagen de su marido) y una hija con graves problemas psicológicos que no consiguen acercarse y darse lo que ambas necesitan. Una profesora de baile clásico jubilada y su antigua alumna, que lucha contra un terrible secreto que la primera se niega a reconocer. Un dibujante psicópata que colecciona manos perfectas de mujeres a las que, previamente, selecciona y mata. Y una doctora que trabaja en Urgencias, padece fobia a tocar a otros seres humanos y ha decidido crear un imaginario en forma de cabaret para sobrellevar las noches en el hospital.

Mientras los siete protagonistas se enfrentan con sus míseras realidades, en la escalera del edificio y alrededor de las dos de la madrugada del día anterior, alguien ha cometido un crimen. Un asesinato que hay que resolver antes de que termine la función del cabaret. El muerto y el verdugo se encuentran entre los siete personajes que deambulan por el mencionado edificio, por el imaginario del cabaret.

En Déjame ser la sombra de tu perro se entrelazan el drama y el humor, el dolor más lacerante con la acidez de la risa cruel. Todo lo que se presenta como ingenuidad esconde siempre un as en la manga que los personajes se cuidarán de no desvelar hasta el instante más oportuno, demostrando así sus intenciones reales.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *