Reseña LIJ: ‘El colegio más raro del mundo’ de Pablo Aranda

 

elcolegiomásrarodelmundo

El colegio más raro del mundo de Pablo Aranda. Ilustraciones de Esther Gómez Madrid. Anaya, 2014. Rústica, 184 pp., 8,50 €. A partir de 8 años.

Por José R. Cortés Criado.

 

Fede va a un colegio muy especial, se llama TELE, y no es una broma decir que estudias en la TELE: Tecno Escuela de Lenguas Extrajeras. Así que sus amigos hablan distintas lenguas, porque estudian es español, inglés y francés, pero también hay alumnos marroquíes, ingleses, alemanes, estadounidenses, rusos, holandeses, argentinos, brasileños, italianos…

A lo largo de treinta capítulos breves se nos relatan las vivencias de Fede en su cole, que gracias a su padre sufrió una gran transformación organizativa para evitar atascos en la puerta del centro educativo.

Por acuerdo de la asamblea de padres y madres cada alumnos al salir del centro se subirá al coche que esté justo en la puerta; la obligación de cada familia es tratar al alumno que le corresponda como si fuese su hijo, es decir, debe alimentarlo, ayudarle en las tareas, asearlo y llevarlo al día siguiente al cole.

Fede narrará sus experiencias vitales en el cole, sus relaciones sociales, la vida en su familia y en las que le toca convivir a diario, desde su lógica que no se corresponde con las de las personas mayores.

Sus problemas a la hora de controlar la ingesta de galletas, declarar su amor a su amiga Marga, relatar sus experiencias deportivas o crear frases ingeniosas con doble sentido hacen que la lectura de este libro sea amena y divertida. Los pequeños lectores disfrutarán leyendo e imaginando lo que Fede les narra.

Pablo Aranda ha sabido recrear un ambiente familiar y escolar extravagante y poner en boca del protagonista deducciones lógicas para un niño tan especial como este, que desembocan en escenas surrealistas y disparatadas, que engrandecen el relato.

Ha sido un acierto por parte del autor rescatar al pequeño protagonista de Fede quiere ser pirata, niño que piensa incluso cortarse una pierna para alcanzar su objetivo; con este libro Pablo Aranda ganó el II Premio de Literatura Infantil y Juvenil Ciudad de Málaga 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: