Entrevista a David Nicholls: “Quería escribir sobre un hombre que ama a su mujer y su familia y no quiere ser libre”

DavidNicholls

Por Carmen Fernández Etreros.

“Quería explorar como la emoción de los primeros tiempos del matrimonio se transforma en algo mucho más duro, más difícil”.

Esta semana hemos charlado con el conocido escritor David Nicholls, autor de One Day, la comedia romántica que sorprendió hace más de cinco años con un éxito arrollador en todo el mundo, que se llevó a la gran pantalla en 2011 con Anne Hathaway como protagonista y recaudó más de 70 millones de dólares.

Tranquilo y amable nos habla de lo que ha pretendido con su nueva novela  Nosotros mientras los primeros rayos de febrero iluminan tímidos Madrid, una comedia sobre la vida en pareja, la paternidad y el difícil equilibrio entre la razón y la emoción, y la madurez y la juventud.

P. ¿De dónde surge la idea de Nosotros? ¿En qué te inspiraste?

R. La idea surgió cuando viajé por mi novela One Day, descubrí un montón de ciudades en las que no había estado antes, viajé mucho en tren, conociendo una ciudad entera en 45 minutos… Quería escribir un libro sobre las alegrías y las penas de viajar. A veces nos planteamos un viaje romántico, que nos mejore nuestra manera de ser pero acaba siento algo tremendamente difícil. Quería escribir también sobre algunas de mis ciudades favoritas, mis cuadros favoritos… No quería escribir una comedia romántica al uso, chico conoce chica o el amor de dos veinteañeros, quería escribir sobre el matrimonio, la familia. Que siguiese siendo una historia de amor pero explorando áreas que no había explorado antes ya que en mis libros muchas veces la familia ha sido dejada de lado. Los padres están ahí pero muchas veces tienen roles muy pequeños. Soy padre de dos hijos y era natural que explorase en cómo sus exigencias cambian una relación. Quería llevarme a una familia de viaje tanto literalmente como emocionalmente.

P. ¿Qué pretendías con esta novela? ¿Cómo se logra romper con una novela con un éxito como One Day, Siempre el mismo día?

R. No quería escribir la segunda parte de One Day pero sí quería que fuera romántica pero no en el sentido de corazones, flores como Moonlight in Paris. Romántico pero realista. Quería explorar como la emoción de los primeros tiempos del matrimonio se transforma en algo mucho más duro, más difícil… En muchos sentidos tiene mucho que ver con One Day, rastrear la relación a lo largo de 25 años viendo como las emociones cambian a medida que crecemos. Una mezcla entre comedia y tristeza. Yo creo que es un libro más adulto que One Day.

P. ¿De dónde nace el personaje de Douglas? ¿Te inspiraste en alguien de la vida real?

R. No, es totalmente inventado. Conozco a uno o dos científicos y son mucho más “guays” que Douglas. Yo supongo que con Douglas quise escribir el antiDexter. Dexter era irresponsable, no siempre muy inteligente, voluble, incómodo con la idea del compromiso y le daba miedo. Pensé que sería un buen cambio escribir sobre alguien cuya característica principal era que amaba a su mujer, que no quisiera ser libre, que encuentra más satisfacción en el compromiso con la familia. Douglas no es un personaje libre de defectos pero es alguien lleno de amor pero incapaz de expresar sus emociones. Dexter estaba siempre hablando de sus sentimientos y Douglas apenas lo hace.

P. ¿Cómo se te ocurrió que el protagonista fuese un hombre que adora a su mujer y no puede imaginar una vida sin ella?

R. Yo creo que es muy común que los hombres tengan este tipo de emociones fuertes a las que nunca le ponen voz. Me gustaba la idea de escribir sobre un hombre cuya vida interior era lo opuesto a su comportamiento, un hombre muy convencional, no muy valiente, que no sabe escuchar, ni entiende los sentimientos de los demás… Pero al mismo tiempo se convierte en una especie de héroe y se va desarrollando, se desmorona y se rehace como un hombre mejor.

P. ¿Cómo te has documentado para la novela, sobre todo para el tema del arte que tanto papel tiene en la novela?

R. La primera versión fue escrita de memoria: las ciudades, los cuadros… Me pasé mucho tiempo en google y mirando postales. Pero nada de eso era suficiente. Cuando terminé el primer borrador me tomé algo de tiempo y me fui al Louvre, al Rijksmuseum, el Prado… Me senté enfrente de los cuadros. No cambió mucho la historia pero alcanzó  una precisión que no tenía. Y fue un placer enorme y me gustaría haber ido también a Siena, Venecia y Florencia pero mis editores me dijeron que volviese a trabajar.

Ella es la emoción, el buen gusto, las noches tardías y Douglas es amabilidad, seguridad. Pero a medida que se van haciendo mayores esas diferencias se convierten tanto un obstáculo como una atracción.

P. ¿Y esa dicotomía entre los dos personajes, Douglas un científico cuadriculado y Connie sin embargo enamorada del arte y llena de sensibilidad?

R. En realidad es lo que les atrae tanto al uno del otro. Ella es la emoción, el buen gusto, las noches tardías y Douglas es amabilidad, seguridad. Pero a medida que se van haciendo mayores esas diferencias se convierten tanto un obstáculo como una atracción. Se trata de juntar en la comedia romántica personajes muy diferentes que tiene chispa y ese roce es muy divertido para escribir. También quería recordar una época en la que a mí la ciencia también me apasionaba cuando yo pensé que sería a lo que me dedicaría porque hasta los diecisiete años iba a ser biólogo o doctor, y me apasionaba. Quería expresar que ese tipo de pasión o entusiasmo que alguien puede tener hacia la ciencia, no es tan diferente de otras pasiones. Los científicos que he conocido tienen esa idea de diversión gracias a su trabajo.

P. Es muy curioso el papel del hijo en el matrimonio porque parece que es un obstáculo pero justo cuando él se va a ir a estudiar fuera es cuando se plantea la separación del matrimonio…

R. Yo creo que los hijos tienen un efecto enorme en el matrimonio. Durante un tiempo el matrimonio se centra exclusivamente uno en el otro y luego el enfoque se cambia y se pone en una nueva persona que se convierte en el centro de tu mundo pero 18 años más tarde ellos se van y estás solo en casa con un extraño. No quería ser pesimista sobre este tema pero quería mostrar este reto que en ocasiones supone un autodescubrimiento. A veces los hijos pueden dividir a la pareja y también le ponen un peso a la relación y eso ocurre entre Connie y Douglas. Y quería explorar también lo que suponen esos 53 o 54 años que es la que tienen los personajes, en la que actualmente no eres un viejo y comienzas a pensar que tienes que pasar 40 o 50 años más con la misma persona pero también tienes la oportunidad para tener una segunda vida y tienes hacer una elección muy difícil.

P. ¿Qué te parece que Nosotros la hayan definido como una comedia romántica, porque yo creo que es mucho más? ¿Afecta esto a tus lectores masculinos?

R. No me importa que se considere novela romántica pero quiero empujar los límites un poquito. Tiene elementos de comedia romántica pero también habla de la soledad, el arte y la ciencia, los viajes, de lo que supone hacerse mayor… Elementos que quizás no vas a encontrar en una comedia romántica habitual.

portada_nosotros_aleix-montoto_201411261348Me gustaría que los hombres leyeran novelas románticas sin que les diese vergüenza. He hablado con muchas de mis lectoras femeninas y reconocen a sus maridos en el personaje de Douglas y me cuenta que cuando dos de una pareja leen mi libro luego son más cariñosos el uno con el tiempo, je, je. Pero no dura mucho. Yo intento no escribir para hombres o mujeres, ni estereotipar a los lectores aunque para el marketing del libro se haga. No me gustan las etiquetas.

P. ¿Cuáles son tus planes de futuro como escritor? ¿Piensas seguir escribiendo?

R. Yo intento cambiar en cada libro y quiero seguir cambiando. Quiero escribir algo diferente pero no demasiado diferente. Quiero que sigan siendo interesantes para mí y para mis lectores. No voy a escribir novela de misterio, ni histórica, ni novela negra, ni un relato medieval. Voy a seguir escribiendo sobre las relaciones, la familia que es lo que es lo que me resulta infinitamente interesante.

 

 

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *