Rosario Raro sorprende con ‘Volver a Canfranc’, la historia de una estación que cambió el curso de una guerra

volver-a-canfranc_rosario-raro_201501281739

La historia olvidada de un Oskar Schlinder franco-español  (que en la novela figura como Albert Le Lay) y de una estación mítica (Canfranc) que cambió el curso de una guerra.

Esta semana ha llegado a nuestras librerías Volver a Canfranc  de Rosario Raro (Planeta) una novela llena de emoción situada en la Segunda Guerra Mundial que combina realidad y ficción para relatar la historia verídica de un grupo de héroes, en su mayoría anónimos, que arriesgaron sus vidas para ayudar a miles de ciudadanos judíos a escapar del horror nazi a través de la estación Internacional de Canfranc. Un aduanero bretón, una camarera zaragozana, un músico metido a panadero, un contrabandista, un obrero ferroviario y un conde parisino son los protagonistas de esta historia inolvidable.

Marzo de 1943. Un grupo de personas de diversa edad y condición se mueve sigilosamente al amparo de las sombras de la madrugada. Nadie pronuncia una palabra, nadie hace el menor ruido. Hasta los integrantes más pequeños parecen comprender la gravedad del momento. Son judíos que, como otros que les precedieron, intentan cruzar la frontera de manera clandestina a través de la estación internacional de Canfranc, tomada apenas hace unos meses por el ejército alemán, con la intención de huir del horror nazi.

Esta arriesgada operación es dirigida y coordinada por una reducida facción de miembros de la Resistencia, cuya cabeza visible en estos momentos es una joven camarera del Hotel Internacional llamada Jana. Ella les conduce desde su escondite hasta la habitación bisiesta, un reducido espacio secreto donde deben permanecer hasta que les sean asignadas sus nuevas identidades así como su destino: algunos necesitan asistencia médica, otros seguirán viaje hasta Lisboa.

Volver a Canfranc es una novela inolvidable que cuenta con fidelidad unos hechos históricos aún poco conocidos por el público no especializado, bien novelados y mezclados con algunos personajes de ficción que, por su verosimilitud y su lograda inserción en el relato, muy bien pudieron haber vivido los acontecimientos que se narran. Este leve maquillaje literario, que la autora honestamente revela al final del libro,  no deforma, sino que adorna la realidad histórica y contribuye a subrayar, de una manera muy amena y llena de emoción, el importante papel que desempeñó ese paso fronterizo durante la Segunda Guerra Mundial.

La historia resulta atractiva desde las primeras páginas, en las que se describe el apagón que provoca Laurent Juste en la estación internacional de Canfranc, burlando la vigilancia de los militares alemanes, para ayudar a huir a un nuevo grupo de judíos llegado clandestinamente. Si hay novelas famosas por sus comienzos, esta podría ser una de ellas.

RosarioRaroRosario Raro  (Castellón, 1971) es Doctora en Filología. Estudió Técnicas de Escritura Creativa en la Universidad Mayor de San Marcos y la Pontificia Universidad Católica de Perú, país donde vivió durante una década. Cursó un Postgrado en Comunicación Empresarial en la Universitat Jaume I y otro de Pedagogía en la Universidad de Valencia después de licenciarse allí. En 2009 fue una de las dos únicas españolas finalistas del concurso de escritura literaria Virtuality Caza de letras de la UNAM de México y Alfaguara. Ha impartido numerosas conferencias y dirige desde su fundación el Aula de escritura creativa de la Universitat Jaume I de Castellón. Es autora de, entre otras obras, de los libros: Carretera de la Boca do Inferno, Surmenage, Perder el juicio, Los años debidosFinlandia, La llave de Medusa,  Desarmadas e invencibles y El alma de las máquinas. Su obra ha sido traducida al catalán, al japonés y al francés y reconocida con numerosos premios literarios tanto nacionales como internacionales.

http://www.youtube.com/watch?v=AI12yvSgS30

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: