Planeta recupera ‘Caja negra’, la novela de Francisco Narla

caja-negra_francisco-narla_201504140905

Editorial Planeta recupera la novela Caja negra de Francisco Narla, un thriller que sorprende por las asombrosas similitudes con la terrible tragedia aérea ocurrida en los Alpes franceses.

Thomas Rye es un piloto de una línea aérea low cost que esconde un oscuro secreto. Sinesio Amorós es un parapsicólogo aficionado que graba unas inquietantes psicofonías que son la primera pista para resolver un misterio de origen celta que no debería ser desvelado. Cuando ambas tramas se encuentran, se inicia una angustiosa cuenta atrás de devastadoras y asombrosas consecuencias.

Un asesino en serie, un aficionado a las psicofonías, un lejano secreto de familia y un terrible episodio protagonizado por un joven japonés, se cruzan en una sucesión de enigmas y hechos sobrecogedores que terminan convergiendo de un modo más allá de lo imaginable. Un thriller de alta tensión, enmarcado en el mundo de la aviación comercial de nuestros días, que juega fuerte con las emociones del lector.

2009. Un policía agoniza en el asfalto. Su compañero yace a su lado, ya cadáver. El asesino, un joven atlético de fríos ojos azules y modales elegantes, huye a toda velocidad por la autopista en el descapotable que solo minutos antes ha frenado a escasos metros del coche patrulla. Aún tiene dos días por delante –reflexiona el criminal, mostrando total indiferencia ante su sangrienta actuación- para descansar en su casa de las montañas antes de volar a Ezeiza desde Barajas.

1977. Sinesio Amorós, un modesto funcionario fascinado por el mundo de las psicofonías, se interesa por la historia de una capilla y un caserón abandonados. La propiedad, localizada en algún punto en el interior de Galicia, había pertenecido a una conocida familia terrateniente desaparecida en un breve trecho de tiempo: al fallecimiento de los padres en accidente de automóvil, había seguido la desaparición de la hermana pequeña en extrañas circunstancias y, finalmente, la muerte del primogénito a causa de la tisis. El joven funcionario tiene la esperanza de conseguir alguna grabación del más allá en estas propiedades que le permita darse a conocer como investigador del tema y, quizá, hasta llegar a escribir un libro.

Así arranca un relato de gran intensidad que cuenta dos historias aparentemente inconexas separadas también en el tiempo por más de tres décadas. Por un lado, la de Thomas Rye, piloto de línea aérea de bajo coste, inteligente y frío, cuya personalidad asociable va adquiriendo rasgos cada vez más inquietantes. En el transcurso de un vuelo a Buenos Aires, un incidente que involucra a sus compañeros de cabina desata en él un intenso sentimiento de odio que le llevará a cometer, una vez en tierra, su primer asesinato.

Lejos de sentir cualquier remordimiento, descubre el poder a la vez liberador y adictivo de este acto. El segundo homicidio no tarda en producirse. En un viaje a Costa Rica, asesina con una saña brutal a su segunda víctima, una prostituta.  El crimen no pasa inadvertido. Inquieta por su ausencia inexplicable, la mejor amiga de la infortunada mujer alerta a un policía, quien inicia una investigación. Este sospecha que se trata de un asesino en serie y se propone poner todos los medios para dar con él, al tiempo que se siente cada vez más unido a la muchacha que dio la voz de alarma sobre la desaparición de la prostituta. Nuevos vuelos se suceden y, con ellos, nuevos homicidios: tres colegialas en Bangkok; un vagabundo en Nueva York… asesinatos cada vez más crueles que, en lugar de aplacar sus ansias de matar, desatan cada vez más en él la placentera sensación de liberación que le produce acabar con una vida.

La segunda historia tiene un escenario completamente diferente: el de la Galicia rural de principios de los años 70 del pasado siglo. El modesto funcionario de ayuntamiento se afana en seguir el rastro de la familia Xián de Villafins e Castro, propietaria del casón y la capilla abandonados. Una noche se llega con su grabadora hasta el lugar y, tras varios intentos fallidos y la desagradable vivencia de experimentar el terror en su estado más puro, consigue su primera psicofonía. Esto le anima a seguir investigando.

Sus pesquisas no tardan en conducirle hasta la casa de los Crecente, el lugar donde se otorgan, desde hace muchos años, unos famososescritos de los que le ha hablado su tía Paulina. Estos documentos se expedían, con autorización eclesiástica, para aliviar distintos males de la gente, y esta familia, piensa él, tal vez puedan darle información relevante sobre la familia de terratenientes y sobre su historia que le ayude a desentrañar el enigma de las psicofonías.

En la casa de los Crecente conoce a Rosalía, una joven vivaracha y menuda que en seguida hace suya la causa de Sinesio. Ella consigue información privilegiada de su padre sobre la extraña historia de la familia que desapareció en tan escaso espacio de tiempo, y que el hombre conoció con sus propios ojos. Esto permite a Sinesio llegar mucho más allá de sus propias expectativas, abriéndole las puertas a un mundo distinto. Pronto surge entre ellos, además, una especial atracción que cambiará el curso de las vidas de ambos.

Una tercera historia se desarrolla en París, y tiene como protagonista a un joven japonés enamorado de una compañera de estudios que le rechaza. Esto desencadenará en él una horrible enajenación que le llevará a cometer la mayor de las monstruosidades.

Estos tres hilos argumentales, aparentemente tres novelas distintas en una, tendrán un insospechado punto de encuentro hacia el final del relato. El poder de lo irracional se desvelará en un desenlace que guarda un sorprendente paralelismo con trágicos sucesos recientes, mostrando cómo realidad y ficción, a pesar de ser de tan distinta naturaleza, pueden llegar a tener afinidades asombrosas, al tiempo que se pone de manifiesto la extraordinaria intuición literaria del autor.

Caja Negra es una historia de alta tensión con justificada vocación de bestseller. Sin embargo, no es este su máximo mérito, como tampoco lo es haber imaginado y narrado unos insólitos hechos de ficción cinco años antes de que, increíblemente, se convirtieran en triste realidad tras el reciente accidente de aviación de los Alpes franceses.

@Santamarina
@Santamarina

Francisco Narla (Lugo, 1978) es comandante de línea aérea y escritor. Ha publicado novela, relatos, poesía, ensayos técnicos y artículos. En 2009 publica su primera novela, Los lobos del centeno, tras cuyo éxito en España es editada en México para toda Latinoamérica. En 2012 nos sorprendió con Assur, con la que recibe el aplauso del público y conquista las listas de los más vendidos. Y al año siguiente nos presenta Ronin, con la que se consagró como uno de los más versátiles y talentosos escritores de novela histórica de nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: