Thomas Rydahl, autor de ‘El ermitaño’: «A veces nos tiene que golpear algo fuerte para que hagamos algo con nuestras vidas»

Thomas Rydahl“Fuenteventura es el tablón de ajedrez desde el cual puedo explorar la condición humana”.

 

Por Carmen Fernández Etreros.

 

Mañana asfixiante de calor en Madrid en la que charlamos con el escritor danés Thomas Rydahl, autor de El ermitaño en el Hotel de las Letras la novela negra revelación de esta primavera que acaba de publicar Destino y con la que ha ganado el Premio a la mejor novela negra danesa.

La novela nos sitúa en una árida playa de la isla de Fuerteventura donde aparece, en el maletero de un coche, el cuerpo sin vida de un bebé. No hay restos del conductor, no hay huellas, no hay denuncia, no hay, pues, caso. La policía quiere cerrar la investigación para evitar otro escándalo Madeleine. Pero no cuentan con Erhard, al que todos conocen como «el ermitaño»: tiene setenta años, nueve dedos, lleva casi veinte años de taxista en Fuerteventura y afinador de pianos en sus ratos libres. Como la policía quiere dar carpetazo al caso sin apenas indagar, Erhard decide tomarse la justicia por su mano y honrar al bebé descubriendo lo que ha sucedido en realidad.

P. ¿Cómo surgió la idea de tu novela ‘El ermitaño’?

R. Estaba en Fuenteventura de vacaciones de compras con mi cuñado, salimos de la tienda y nos queríamos ir al hotel y me entró pereza por lo que cogimos un taxi. Al llegar al hotel el taxista me ayudó a sacar las cosas del maletero y allí vi que el taxista tenía una guitarra. Y empecé a preguntarme si sería un guitarrista brillante y pensé que era un taxista curioso, diferente. Esto me recordó que tengo una pequeña fascinación por los daneses desaparecidos. Existe un programa allí en televisión que se llama “Daneses perdidos’ y me apasiona. Y junté estas dos historias: la de un danés que desaparece y que además tiene un talento impresionante para la música. Luego me di cuenta de que para mi historia el protagonista no podía ser tan brillante, no podía ser una estrella sino que tenía que ser de tercera… Y le quité un dedo y le convertí en afinador de pianos. Además uno de los temas esenciales del libro es el aislamiento, la soledad.

P. ¿Por qué decides situar la novela en la isla de Fuenteventura, una isla aparentemente “tranquila”? ¿Conoces la isla?

R, La corrupción no es especial de Fuenteventura. No es una acusación sobre la isla sino más bien sobre la corrupción humana. Fuenteventura es el tablón de ajedrez desde el cual puedo explorar la condición humana. Me enamoré de Fuenteventura de la forma en que te gusta un lugar en el que veraneas cuando eras un niño, recuerdas ciertos lugares, otros los idealizas. Me gusta la idea de que sea tan independiente de la industria del turismo. Durante la crisis la gente ha estado muy presionada y los taxistas son uno de los sectores que más la han sufrido. También es diferente el matiz de las imágenes de los turistas en Fuenteventura, he leído en algún sitio que le llaman el Hawaii de Europa, el lado luminoso y el lado de la corrupción, de lo oscuro.

«Me interesa explorar si es posible cambiar cuando se llega a un punto en la vida, a una edad o si alguna vez es demasiado tarde».

P. ¿De dónde nace el personaje de Erdarhm, ese solitario taxista sueco? ¿Te inspiraste en alguien de la vida real?

R. No me he inspirado en nadie en concreto aunque siempre todo es parte de lo que yo he visto. También me gusta que Erdarhm no sea de mi edad, que sea alguien que ya ha vivido mucho, que tiene mucha vida en su maleta, muchos secretos del pasado. Me interesa también explorar si es posible cambiar cuando se llega a un punto en la vida, a una edad o si alguna vez es demasiado tarde.

P. Pero él cambia, porque él decide investigar, moverse…

R. Tenía ese sentimiento de que a esa edad algo tiene que ocurrir para que una persona se mueva y salga fuera. Ha pasado tantos años en esa isla sin hacer nada real con su vida y de repente sale como un meteoro. Este caso con el descubrimiento del cadáver del bebé golpea su vida y le empuja a la acción otra vez. Algo le recuerda parte del pasado y ve la injusticia con este bebé. También es parte de mi filosofía: a veces nos tiene que golpear algo fuerte para que hagamos algo con nuestras vidas. También porque quiere estar con una mujer por lleva sin tener una relación desde hace años.

P. La novela refleja un clima de corrupción y secretos en la isla, ¿qué pretendías con esta novela solo entretener o denunciar algo?

R. Quería tirar del hilo y que fueran saliendo cosas. En un principio la novela es un poco inocente pero cuanto más tira del hilo más sale… Es como cuando miras debajo de la alfombra y encuentras mucha suciedad escondida. En danés lo llamamos la poética de la novela, que es mi visión acerca de la escritura: Yo nunca pondría a mi protagonista una pistola en la mano, sino algo más mundano, quería que utilizase sus pies y sus manos. No se trata de una serie de villanos que quieren dominar al mundo sino algo mucho más real, más mundano, gente que está intentando sacar dinero.

P, ¿Cómo te has documentado para la novela y cuánto tiempo has tardado en escribirla?

R. Cuando estuve allí tuve la idea inicial con mi cuñado pero estaba escribiendo una novela diferente. Fui a dar una vuelta en bici con mi hijo y saqué muchas fotos pero cuando volví a casa solo tenía esas fotos y me tuve que meter en Internet. Es increíble todo lo que hay en Internet, los vídeos en Youtube que graba la gente que ha estado en la isla… He visto unas cien horas de vídeos. Y también encontré una mujer inglesa en Facebook que vive allí y nos hicimos amigos y ella me contó muchas cosas y además estuvo haciendo averiguaciones por la isla para mí. Y además no es una guía sobre Fuenteventura, me tomé mis libertades para poder escribir ficción. Para mí es un paisaje mítico de alguna manera y quería trasladar la sensación real que tuve allí la belleza y la fealdad.

el-ermitano_thomas-rydahl_201502261620P. ¿Qué ha significado para ti ganar Premio a la mejor novela danesa de 2015?

R. Tengo 40 años, llevo toda mi vida escribiendo y que me dieran ese premio me permitió comprobar a donde había llegado. Para mí es un homenaje a todas las personas que están escribiendo y escribiendo, intentando publicar y creo que soy un ejemplo andante de que puedes llegar a ser escritor si tienes tesón. Decidí tener un editor pequeño en Dinamarca porque creo en la variedad de los libros q se publican. Ganar este premio supuso una oportunidad que las editoriales pequeñas nunca tienen y los jóvenes escritores tampoco.

P. ¿Cuáles son tus planes de futuro como escritor? ¿Piensas seguir escribiendo novela negra?

R. He cambiado mi manera de escribir. Llevo escribiendo 25 años, historias cortas y otras novelas que no he publicado, pero con esta historia pensé en hacer algo diferente. El problema era que lo que pretendía escribir era demasiado largo y en esta novela incluí solo una parte de la historia. Voy a contar la segunda parte en la nueva entrega que empezará un año después y se desarrollará también en Fuenteventura y ya casi he terminado. Es mi primera historia de ficción de este estilo pero no fue hasta el final cuando pensé que era novela negra. De hecho la crítica en Dinamarca se ha preguntado si lo es o no. A mí lo que me interesa  es como los personajes atraviesan este misterio. Menos CSI y más lado humano.

 

1 pensamiento sobre “Thomas Rydahl, autor de ‘El ermitaño’: «A veces nos tiene que golpear algo fuerte para que hagamos algo con nuestras vidas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: