Care Santos TC

 

“Pensé que debíamos formularnos algunas preguntas incómodas, reflexionar sobre algunos asuntos que nunca son tan simples como nos empeñamos en pensar “.

 

Por Carmen F. Etreros.

Esta mañana de fría lluvia entrevistamos a la conocida escritora Care Santos con la que charlamos de Mentira, la novela con la que acaba de obtener el Premio Edebé de Literatura Juvenil 2015. Una novela diferente que cuando comienza parece una simple obra romántica juvenil tradicional pero que se va complicando y se convierte en un complejo thriller que se adentra en los abismos de los delincuentes menores de edad y los peligros que puede suponer Internet para los jóvenes.

P. ¿De dónde nace la historia de Mentira? ¿Dónde surge el germen de la novela?

R. Como tantas novelas mías, nació hace muchos años, de una preocupación que vengo arrastrando desde que salí de la facultad de Derecho. Creí que era necesario hablar de la situación en la que se encuentran los delincuentes menores de edad. Pensé que debíamos formularnos algunas preguntas incómodas, reflexionar sobre algunos asuntos que nunca son tan simples como nos empeñamos en pensar. De todo eso y de una fructífera visita a un centro de reforma de menores, surge esta novela.

P. ¿Cómo se te ocurrió el personaje de Xenia, esa chica confiada y responsable que quiere estudiar medicina y a la que cambia la vida un chico que solo conoce por correo electrónico?

R. Xenia podría ser cualquier adolescente. Un sobrino nuestro, un hijo. Adolescentes preparados, educados, que toman buenas decisiones y que tropiezan de pronto con el amor virtual. El amor nos transforma, para bien o para mal, y a ella le ocurrirá precisamente eso. La consecuencia lógica. Sólo que la suya no será una historia como todas, porque el chico de quien se ha enamorado no lo es.

P. ¿Y ese chico fantasma al que Xenia no logra encontrar ni en Instituto ni en ningún sitio?

R. Él es el verdadero protagonista de la novela, un personaje del que es casi imposible hablar sin chafarle al lector todo el efecto sorpresa de la novela. Sólo diré que es un personaje basado en personas de carne y hueso a quienes he podido conocer. Y que forma parte de una realidad que creemos muy lejos y tenemos muy cerca.

En Internet, además de nuestras almas gemelas, también podemos encontrar gente que quiera engañarnos, estafarnos, abusar de nosotros… Los peligros de Internet no deben subestimarse”.

P. ¿Puede encontrar una persona a su alma gemela por Internet?

R. Por supuesto, aunque hay que tener cabeza y mucha suerte. Y hay que recordar que en Internet, además de nuestras almas gemelas, también podemos encontrar gente que quiera engañarnos, estafarnos, abusar de nosotros… Los peligros de Internet no deben subestimarse. También sobre eso trata esta novela.

 mentiraP. Mentira nos habla de unos jóvenes olvidados, los que se encuentran en los centros de menores. ¿Crees que con la novela puedes acercar esta realidad a los jóvenes?

R. Eso pretendo. Y a eso me refiero cuando hablo de una realidad que creemos lejos pero no lo está en absoluto. No nos gusta saber que esa realidad existe, pero la verdad es que existe y conviene afrontarlo.

P. ¿Cuáles son tus planes de futuro como escritora? ¿Qué estás escribiendo ahora?

R. Yo alterno la literatura para jóvenes, para niños y para adultos. Este año me tocaba escribir una novela para adultos, un proyecto en el que llevo trabajando más de un año y medio, desde que terminé Deseo de chocolate. Se llama Diamante azul y saldrá en otoño en Destino (castellano) y Columna (catalán). Es una novela que retrocede en el tiempo para explicar la historia de una familia medio burguesa, sus secretos y sus grandezas. La peculiaridad, en este caso, es que parto de la historia de mis antepasados por parte de madre: desde los abuelos de mis tatarabuelas a mi propia abuela. Yo creo que es lo más difícil que he escrito nunca.