Reseña LIJ: ‘El muro’ de Javier Sobrino

elmuro

 

El muro de Javier Sobrino. Ilustraciones de Nathalie Novi. Editorial Juventud, Colección Álbumes Ilustrados, 2015. Cartoné, 22 x 32 cm., 32 pp., 17.00 .

 

Por José R. Cortés Criado.

Una vieja historia que sigue de actualidad, así se podría resumir este libro cuya trama gira entorno a los elefantes y demás animales de la selva, y a las fronteras.

Los elefantes llevaban un tiempo que se miraban de forma extraña, los de orejas pequeñas pensaban que los de orejas grandes se comían su comida, como lo consideran un robo, deciden poner remedio al problema y ni cortos ni perezosos construyen un muro de árboles enormes en el valle donde convivía, así cuando los elefantes de orejas grandes quisieron pasar para comer no pudieron.

Estos consideraban una injusticia lo sucedido, los demás animales también se vieron afectados, pues algunas familias quedaron separadas y otros echaban en falta tener mayor espacio para deambular o bañarse en la charca, pero los poderosos elefantes de orejas pequeñas estaban muy contentos.

Cuando llegaron las lluvias al valle de Okavango lo hicieron con mucha fuerza y todo empezó a inundarse, y los elefantes de orejas pequeñas insistían en mantener el muro e intentar desatascar el río hasta que vieron que todos corrían peligro y comenzaron a derribar el muro aunque sus fuerzas no eran suficientes.

Al oír los elefantes de orejas grandes las peticiones de ayuda de los de oreja pequeña, los primeros no dudaron en colaborar en el derribo.

Después de aquello la armonía volvió  a reinar entre los distintos animales, aunque los elefantes de colmillos largos miran con recelo a…

El final deja abierta la trama y nos indica que la sinrazón vuelve a manifestarse en otros animales y que todo puede volver a repetirse.

El texto es un bello canto a la convivencia y al intento de solucionar todas las diferencias de forma pacífica y solidaria.

Si las palabras poéticas de Javier Sobrino son muy elocuentes y fácilmente entendibles por los pequeños lectores, las imágenes muestran una variedad cromática que te atrapan desde su inicio viendo un muro de troncos que parecen flotar sobre el papel y un sin fin de animales coloridos; aquí no sorprende ver un elefante rojo, un hipopótamo rosa, una cebra verde y blanca o un mono dorado.

Nathalie Novi dice que ha elegido un papel centenario para sus ilustraciones porque en él la pintura acrílica resbala y baila de una forma viva y espontánea, y añade que hay que vivir sin armas y sin armaduras para soñar con una estrella imposible como Don Quijote.

Javier Sobrino dedica este libro a todas las personas que saltan los muros que les rodean.

Los lectores infantiles disfrutarán de esta historia de animales al mismo tiempo que les hará reflexionar sobre las formas de vida en comunidad; pero los adultos no podremos menos que pensar en el drama que este verano se vive con los cientos de miles de refugiados que intentan llegar a nuestras costas o recordar los muros que separan a unos países de otros.

Gracias Javier Sobrino y Nathalie Novi por vuestra aportación al debate sobre la convivencia, la inmigración y la construcción de muros que separan a los hombres y mujeres de este mundo.

Print Friendly, PDF & Email
, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *