Últimas semanas de ‘Vogue like a painting’ en el Museo Thyssen

PeterLindebergh

 

El Museo Thyssen-Bornemisza acoge hasta el 12 de octubre la exposición fotográficaVogue like a painting’, una muestra con sesenta y dos imágenes de inspiración pictórica, procedentes de los archivos de la revista Vogue y realizadas por algunos de los fotógrafos más destacados de las últimas tres décadas.

Las imágenes presentan características que tradicionalmente se atribuyen a la pintura, como el relieve escultórico o luz de factura pictórica. Algunas de las imágenes remiten a autores y obras concretas cuadros y artistas concretos, como la Ofelia de John Everett Millais, o La joven de la perla de Vermeer en la fotografía de igual nombre de Erwin Blumenfeld. Otros autores a los que se evoca son Hopper, Botticelli,  Zurbarán o Sargent. Algunas obras imitan géneros definido como los retratos de grupo británicos del siglo XVIII. Otras ilustra de manera literal la idea central de la exposición con la presencia de la pintura en las modelos o reproduciendo texturas pictóricas como en las impresiones artesanales de Nick Knight. El hilo común que recorre toda la muestra es, como afirma su comisaria Debra Smith, una suerte de ralentización: “una atemporalidad en la pose de las modelos”.

La exposición está organizada en torno a los grandes géneros pictóricos, como son el retrato, el paisaje o los interiores, de manera que la herencia pictórica de la fotografía se percibe de forma aún más evidente. El visitante podrá dejarse seducir por Annie Leibovitz, icono y retratista oficial de iconos; Peter Lindbergh, y su drama en blanco y negro; Paolo Roversi, impresionante retratista, y otros grandes autores como Mario Testino, Deborah Turbeville, Yelena Yemchuk, o Patrick Demarchelier. Además, en la muestra se exhiben dos vestidos de alta costura de impresionante factura, entre ellos un Valentino de la colección otoño 2015.

Yolanda Sacristán, directora de Vogue España, explica que “fue Vogue la precursora de la fotografía de moda cuando, ya en la década de 1920, empezó a reemplazar sus portadas ilustradas por imágenes de artistas tan revolucionarios como Edward Steichen, quien llevaba desde 1911 experimentando con el retrato de moda. Fue él mismo junto con otros grandes colaboradores de Vogue -Cecil Beaton, Horst P. Horst e Irving Penn, principalmente quienes transformaron el género en una forma de arte excepcional, sentando las bases de la fotografía moderna”. La exposición cuenta con el patrocinio y apoyo de la prestigiosa marca de joyería Bulgari.

En la imagen: Una tarde encantada, de Peter Lindbergh (2012).

Vogue like a painting
Museo Thyssen-Bornemisza
Hasta el 12 de octubre de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: