Entrevista a Vera Scarlett, autora de ‘Peregrina de los mundos’

PortadaPeregrinadelosmundos«Con cada proyecto literario rebaso un límite, me obligo a dar más de mí».

Por Carmen F. Etreros.

 

 

Comenzamos la semana charlando con la misteriosa Vera Scarlett, una escritora venezolana que reside actualmente en Europa, que escribe bajo este seudónimo y que prefiere mantener su imagen reservada. Peregrina de los Mundos es una novela psicológica sobre la adicción al sexo y al amor. Una novela sobre la lujuria y la tentación en la que nos cuenta las vicisitudes de una mujer que se sumerge en la adicción al sexo.

P. ¿De dónde nace la historia de Peregrina de los mundos? ¿Cómo se te ocurrió?

R. La idea surgió cuando vi en el cine Black Snake Moan, con Samuel Jackson y Christina Ricci. La película trata de una adicta al sexo que ha tocado fondo y un hombre que pretende curarla a la fuerza. La presentación de una protagonista antipática, que no parece merecedora de ninguna salvación, da paso a un recorrido de aceptación, donde se revela el origen de su problema.

Para entonces, yo tenía el plan de reescribir mi primera novela, cuyos capítulos se alternaban entre dos narradoras en primera persona que asistían a la consulta del mismo psiquiatra. Pensé que este problema encajaría muy bien en la historia, pero, a medida que fui investigando acerca de la adicción al sexo y al amor, me di cuenta de que debía ir mucho más allá y darle relevancia a la experiencia femenina. Al fin, la novela abandonó prácticamente toda vinculación con la historia original, aunque conservó el personaje del psiquiatra y la alternancia entre dos narradoras.

P. Las protagonistas de la novela son Sofía Bautista y Ana Zellweger, ¿cómo describirías a estas dos complejas mujeres?

R. Sofía Bautista está llena de complejos e inseguridades que trata de compensar por medio de conquistas a hombres inaccesibles. Le interesa mantener ante sus padres y su novio la fachada de que es una chica seria e interesada en sus estudios, cuando, en realidad, el sexo va devorando su mundo y la convierte en una persona sin valores, de la cual se avergüenza; pero no se siente en posibilidad de cambiar.

Ana Zellweger es una mujer conservadora, religiosa, con conciencia social, que reconoce el poder de la adicción. Aunque está temporal y geográficamente alejada de la peor fase de su pasado y ayuda a otros adictos en su grupo de apoyo, arrastra asuntos no resueltos que, al saltar a la palestra, amenazan con desbaratar toda la recuperación lograda con tanto esfuerzo. Las circunstancias pondrán a prueba su integridad.

P. Trata de un problema grave: la adicción al sexo. ¿Por qué es un tema tabú en nuestra sociedad?

R. Más que un tema tabú me parece un tema poco tratado, sobre todo en la ficción. Creo que esto se debe al hecho de que se muestra una perspectiva del sexo que no le regala el oído al lector. Se plantea como una experiencia dolorosa, vacía, de evasión, sobre la que se carece de control y que acarrea numerosas consecuencias. Es un sexo deshumanizado y deshumanizador que adquiere diferentes máscaras: la del amor, la diversión, el liberalismo, pero al final la realidad siempre sale a flote y de las formas más duras.

En cuanto a la sociedad pienso que el fenómeno no se considera lo suficientemente grave y extendido. Solamente salen a la luz los casos más extremos, mientras que muchísimos se mantienen ocultos, precisamente para evitar el (pre)juicio ajeno.

P. ¿Qué sorprenderá a los lectores al leer esta historia?

R. Por una parte, la vinculación entre Ana y Sofía, si el lector no la capta desde el principio, ya que se dan varias pistas a lo largo del texto.

Por otra, el hecho de que la adicción al sexo involucra conductas comunes, inofensivas en apariencia y a veces socialmente aceptadas, como el consumo de pornografía, el onanismo, las fantasías y la seducción. Los adictos pueden pasar por fases de anorexia sexual o tender a evitar el contacto físico con la pareja estable. También puede sorprender el hecho de que, sin importar lo mal que alguien haya estado, siempre es posible mejorar y tener una vida plena.

P.¿Por qué escribes bajo el pseudónimo Vera Scarlett?

R. He publicado cuatro libros con mi verdadero nombre, pero son muy distintos a Peregrina de los mundos. Con el seudónimo quiero marcar la introducción de temas más oscuros en mi narrativa y a la vez realizar el experimento de hasta dónde puede llegar la novela de un autor “desconocido”.

P.¿Por qué comenzaste a escribir? ¿De dónde nace tu vocación?

R. Escribo desde que tengo memoria, así que no sabría decir por qué comencé ni de dónde nace mi vocación. Lo que sí puedo responder es por qué continúo. La escritura ficcional me permite comprender la realidad de otra forma, plasmar lo que he aprendido, tocar los sentimientos de personas fuera de mis círculos, mi espacio y mi tiempo. Con cada proyecto literario rebaso un límite, me obligo a dar más de mí.

P. ¿Cuáles son tus planes como escritora para el futuro? ¿Estás escribiendo otra novela?

R. Después de Peregrina de los mundos escribí otra novela sobre un proceso penal por violación y coerción sexual desde la perspectiva de la víctima. Actualmente está en su fase de revisión. También tengo otros libros en proyecto. No puedo imaginar un futuro sin la escritura.

Print Friendly, PDF & Email
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *