Entrevista a Javier Ruescas y Manu Carbajo, autores de ‘ELECTRO’

 

 Javier Ruescas y Manu Carbajo“Nos fascinaba la posibilidad de explotar un mundo destruido, un mundo que los lectores pudieran reconocer y al mismo tiempo que fuera completamente nuevo”.

.

 Por Carmen F. Etreros.

 

Mañana soleada de octubre en la que tenemos la suerte de charlar el escritor Javier Ruescas y el cineasta Manu Carbajo que han escrito a cuatro manos  la trilogía  Electro publicada por Edebé, cuya primera parte acaba de salir. Una trilogía distópica que comienza cuando su protagonista Rai descubre que el mundo que conocía ha dejado de existir. No queda nadie: ni sus padres, ni sus amigos, ni sus vecinos, y en esta nueva realidad los humanos ya no son las criaturas más poderosas del planeta. ¿Qué ha sucedido? ¿Dónde está todo el mundo?

P. ¿Cómo nace la idea para Electro? ¿A quién de los dos se le ocurrió?

J.R. Pues en realidad, a los dos. Una tarde nos pusimos a hablar de crear una historia juntos y aunamos las ideas que teníamos para futuros proyectos hasta que dimos con dos (una de cada uno) que, al juntarlas, podía generarse una historia interesante. A partir de ese momento, a base de emails, quedadas, esquemas y guiones fuimos construyendo la trilogía a cuatro manos.

M.C. Efectivamente, un día decidimos hacer un “brainstorming” con ideas de ambos. Javier tenía una idea muy atractiva sobre un chico que encontraba un diario y las páginas de este se intercalaban con las de la historia del chaval. Esto lo mezclamos con una idea mía postapocalíptica en la que otro chico se despertaba y estaba solo, con todo su mundo completamente destruido. Mezclando esas dos ideas, nació la premisa de Electro.

 P. ¿Por qué una trilogía distópica o como decís vosotros género postapocalíptico?

J.R. No pensamos en crear una historia distópica por nada en concreto. Resultó así cuando empezamos a darle forma. Nos fascinaba la posibilidad de explotar un mundo destruido, un mundo que los lectores pudieran reconocer y al mismo tiempo que fuera completamente nuevo. Las distopías hablan siempre (o deberían hacerlo) del mundo en el que vivimos, y responden a cuestiones sobre hacia dónde nos dirigimos. Por esa razón, en Electro no solo contamos la historia de Ray y de Eden, sino también de una humanidad que ha ido demasiado lejos con la ciencia y que ahora debe cargar con las consecuencias.

M.C. En el momento en el que la historia fue cogiendo forma, nos resultó muy interesante y divertido que, no solo el personaje de Ray fuera conociendo el mundo en el que había despertado a través de las páginas del diario, sino también el propio lector. Trabajar en una historia con un universo postapocalíptico nos ha dado un amplio abanico de posibilidades para construir un mundo distópico sobre una base real. Y, lo más importante de todo, el lector es testigo de ese cambio.

“Ray nace de ese niño interior que llevamos todos dentro. Un niño que está cargado de planes de futuro y esperanza por llegar a conseguir sus objetivos”.

P. ¿De dónde nace el personaje de Ray ese joven que sueña con marcharse a la universidad y salir de Origen, el pueblo en el que ha crecido y al que todo se le complica?

M.C. Ray nace de ese niño interior que llevamos todos dentro. Un niño que está cargado de planes de futuro y esperanza por llegar a conseguir sus objetivos. ¿Qué ocurre? Que de repente todos esos planes se hacen añicos. Nos parecía muy interesante tratar esto dentro de un universo postapocalíptico. Hablamos de la madurez, de cómo un chaval se da cuenta de la realidad que le rodea y de cómo esta aterriza en su vida. Es, desde luego, algo que todos los jóvenes de hoy en día hemos (y estamos) viviendo.

P. ¿Y el deEden, esa joven fugitiva y valiente?

J.R. Eden también es muy independiente, pero por una razón distinta: en este nuevo mundo, tener amigos, familiares, preocuparte por alguien, es muy peligroso; una debilidad. Por eso Eden siempre ha preferido estar sola, apañárselas por su cuenta y luchar por su supervivencia… hasta que conoce a Ray. Y aunque al principio su relación es de puro interés al descubrir que el chico, a diferencia del resto del mundo, no necesita energía exterior para que su corazón lata, poco a poco va comprendiendo que juntos son mucho más fuertes.

P. ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar a cuatro manos? ¿La volveríais a repetir?

J.R. Ha sido estupenda. Aunque yo ya lo había hecho en Pulsaciones con Francesc Miralles, tener la oportunidad de trabajar con alguien tan  visual como Manu Carbajo, que viene del mundo del cine, me ha enseñado muchísimo sobre ritmos, diálogos, etc… En cuanto a repetir la experiencia, ¡quién sabe! El tiempo lo dirá.

M.C. ¡Toda una experiencia! En mi caso, además, era mi primera incursión dentro de la literatura. Yo vengo del mundo del guión y ahí estás muy limitado, puesto que lo que escribas hay que “hacerlo realidad”, rodarlo. Y eso te hace depender del presupuesto que tenga la peli: no es lo mismo rodar un guión que se desarrolla en única localización a otro que necesita de efectos visuales o rodaje en exteriores. Escribir con Javier esta saga me ha dado una libertad que no conocía. Además nos hemos complementado muy bien porque los dos aportábamos cosas muy distintas a la historia. Así que creo que no me importaría volver a trabajar juntos en otro proyecto como este. ¡Pero dentro de un tiempo!

P. ¿Qué ofrece la trilogía ELECTRO a los lectores que no lo hagan otras novelas para jóvenes y no tan jóvenes?

J.R. Creo que esta pregunta es mejor que la respondan los lectores. Lo que nosotros hemos intentado al menos es presentar un mundo agresivo, peligroso, violento, pero lleno de esperanza, y contar cómo ha llegado a ser así. Y lo hemos hecho a través de una historia llena de acción, romance y cuestiones éticas sobre las que el lector puede pensar, y de unos personajes que tienen unas motivaciones, unos sueños y unas personalidades que los hacen diferentes de los que ya han creado otros escritores.

electroP. ¿Cuáles son vuestros planes de futuro? ¿Cuáles son vuestros proyectos?

J.R. Por mi parte, me encuentro trabajando ahora mismo en la tercera parte de Las crónicas de Fortuna, mi trilogía de fantasía circense, que saldrá en enero de 2016, y al mismo tiempo en la continuación de Pulsaciones, junto a Francesc Miralles, que saldrá a mediados de 2016.

M.C. En mi caso, estoy trabajando en el guión de mi primer largometraje, un thriller que se desarrolla en una única localización. También he empezado con la preproducción del siguiente corto que quiero rodar antes de dar el salto al largo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: