Reseña: ‘El camaleón Malcarado’ de Xan López Domínguez

elcamaleónmalencaradoEl camaleón Malcarado de Xan López Domínguez. Editorial Edelvives, Colección Álbum Infantil, 2015.  Cartoné, 225 x 200 mm., 48 pp.,  9.90 €.

.

 

Por Jose R. Cortés Criado.

 

Una genialidad de álbum ilustrado, cada página es un derroche de imaginación y color. Nuestro protagonista, el camaleón Malcarado, intenta superarse en su imitación del entorno natural donde vive.

Así lo podemos ver camuflado de hoja, de rama, de flor, de ciruela, de fresa, de limón, e hizo grandes esfuerzos para poder fundirse con los atardeceres. Podía mimetizarse ante cualquier elemento: planta, flor o fruto de la misma, pero alcanzar la belleza de los atardeceres le estaba vetado.

Un día le dijo a sus compañeros que necesitaba ver mundo, así que se despidió, cerró los ojos y se fue para siempre tras pronunciar estas palabras: “No me olvidéis”.

Desde entonces nadie lo volvió a ver, pero cuando sus amigos salían al campo y veían los limones se acordaban de él; si caminaban por las ramas, también se acordaban de él, y así les sucedía por donde pasaban, por tanto nunca se olvidaron de Malcarado.

Pero donde nunca lo vieron fue en los atardeceres por más que se esforzaban en encontrar algún indico que permitiese distinguirlo, y es que para sus amigos, el camaleón había alcanzado la perfección.

Bonita y fantástica  historia llena de simbolismo. Por un lado podemos apreciar el colorido de cada lámina y la habilidad del camaleón para adaptarse a su medio; por otro, el esfuerzo del personaje para hacer cada día mejor su trabajo.

Por ello, cuando desaparece, sigue estando presente en el recuerdo de todos y cada uno de los miembros de su comunidad, y lo recuerdan por lo bien que hacía su trabajo, tanto es así, que consideran que vive mimetizado en los atardeceres tras alcanzar la perfección que nadie había conseguido.

Buena historia para hablar con los primeros lectores de la importancia de las cosas bien hechas y del recuerdo que queda en cada uno de nosotros de quienes hacen bien su labor.

Seguro que gusta a grandes y pequeños y cada cual sacará la enseñanza que sus conocimientos le permita.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: