La-Capilla-de-la-bolsa-sala-principalEl restaurante La Capilla de la Bolsa renueva su carta con una propuesta gastronómica que fusiona
la cocina tradicional, como el besugo a la antigua forma de Madrid (receta original de Isabel II), con otros platos más innovadores como el tartar de anchoas.

En su carta se pueden encontrar los productos más sabrosos y exquisitos de la temporada. Entre sus entrantes destacan las cremosas croquetas de rabo de toro y la ensalada abadesa, que presenta la mozzarella acompañada de albahaca fresca y frutas.

Tartar de anchoas de La Capilla de la Bolsa en MadridUno de nuestros favoritos es el tartar de anchoas, un bocado fresco en el que se contraponen el sabor de la anchoa y el intenso gusto de la alcaparra. El timbal de berenjenas es otro de los entrantes más logrados. Dentro de los arroces se presenta como novedad el arroz seco de pato y foie con aroma de romero.  Muy acertados son, además, los ravioli de cigalas y vieiras con su caldo corto de tuétano. Dentro de las propuestas más celebradas se encuentran el tartar de atún y el steak tartar, perfecto de sazón y condimentos.

postre "De Madrid al Cielo" de La Capilla de La BolsaLa carta de postres de elaboración casera presenta una selección exquisita para los amantes del dulce: Manjar de chocolate blanco al marc de champagne, panna cotta de violetas, o ¡De Madrid al cielo! natillas de turrón con crema de chocolate.

A la excelente oferta gastronómica se suma la programación de “Los Músicos de la Bolsa”, con música en directo que abarca desde el primer Barroco, pasando por el Clasicismo hasta llegar al primer Romanticismo con instrumentos originales: violín y viola barroca, traverso, violoncello barroco y viola da gamba.

La Capilla de la Bolsa está ubicada en pleno centro histórico de Madrid, junto a la Plaza Mayor. El edificio en el que se encuentra el restaurante fue en la Edad Media la ermita de Santa Cruz que, según cuenta la historia, se relaciona con la mística orden de los templarios. A partir del siglo XVIII, una niebla de misterio envuelve el edificio. Algunas de las familias propietarias aparecen como anónimas, siendo posteriormente ubicación de la primera Bolsa de Madrid. Durante el siglo XIX quedó sin uso, hasta que hace 20 años se abrió al público como restaurante y en junio de 2005 se reabrió como La Capilla de la Bolsa. La arquitectura del espacio se ha respetado, en especial la bóveda barroca y las columnas originales.

En la imagen: Tartar de anchoas

La Capilla de la Bolsa
Calle de la Bolsa, 12 28012 Madrid
Teléfono 91 521 86 23