Entrevista a Fernando Lalana: “Me gustan esos personajes complicados, alejados del tipo bueno o malo al 100%”

 

fernando-lalana“Odio las novelas escritas en exclusiva para adolescentes. Me parecen un desperdicio”.

 

Por Carmen F. Etreros.

 

Charlamos esta mañana lluviosa de octubre con el escritor Fernando Lalana que acaba de publicar con Edebé su novela El comando Gorki, una ficción histórica ambientada en un internado para jóvenes superdotados en la Siberia de los años de Stalin y la Unión Soviética. Hablamos con él de su última novela y de libros para jóvenes y no tan jóvenes.

P. ¿De dónde nace la historia de El comando Gorki? ¿Dónde surge el germen de la novela?

R. Puede parecer un poco ridículo, pero lo cierto es que no lo recuerdo. Es una novela en la que estuve trabajando casi ocho años, muy poco a poco, sacando algo de tiempo entre otros proyectos literarios que, en esos momentos, me interesaban más. Al principio, solo me dedicaba a la documentación, a partir de una idea argumental muy general. Mis primeras notas sobre ello tienen fecha de 2006, las primeras diez o doce páginas las escribí en 2008 y no fue hasta el verano de 2014 cuando me propuse completar la trama y trabajar en el texto con dedicación absoluta hasta terminarla. Posiblemente, sea el libro que más tiempo he tenido entre manos, con la excepción de Almogávar sin querer, que tuvo una historia de lo más complicada durante prácticamente diez años.

P. ¿Por qué sitúas la acción en un internado para jóvenes superdotados en la Siberia de los años de Stalin y la Unión Soviética?

Desde luego, es un tiempo y un ambiente poco habitual en mis libros. No era por hablar de Stalin, al que solo se menciona al principio de la novela. Era por situarla en la II Guerra Mundial. No pretende ser una novela histórica, pero sí una ficción histórica, bien ambientada. Hasta ahora, mis libros de características similares siempre habían surgido de trabajos hechos en colaboración, donde podía dejar la tarea de documentación en manos del compañero de turno: La mencionada Almogávar sin querer y Hubo una vez otra guerra, con Luis Antonio Puente; Los cañones de Zaragoza, con José Mª Almárcegui y, en buena medida, también Último deseo, con Jose Videgaín, que publiqué con EDEBÉ en 2013. Esta vez, me tocaba afrontar todo el trabajo, incluido el de documentación, en solitario. Ha sido largo pero muy interesante. Y he quedado satisfecho.  Respecto de los personajes, reconozco que soy amigo de elegir protagonistas dotados de cualidades extraordinarias. Personajes con un alto cociente intelectual tengo varios, en otros libros, y siempre dan mucho juego. Plantear una historia repleta de chavales superdotados, me parecía atractivo y con muchas posibilidades. Como así ha sido.

P. ¿Cómo se te ocurrió el personaje del joven Dimitri?

R. Yo lo pensé como el verdadero protagonista de la historia, por ser, además de muy listo, el más oscuro, el líder del grupo que, sin embargo, oculta un lado tenebroso. El típico personaje que nos cae bien aunque todos sabemos que no es trigo limpio. Me gustan esos personajes complicados, alejados del tipo bueno o malo al 100%, que solo existe en los libros. Por fortuna, al desarrollar el argumento, ya vi que el protagonismo iba a estar muy repartido y, aunque sigo pensando en Dimitri y Nikolai como los personajes principales, lo cierto es que se trata de una novela casi coral. Eso sí, Dimitri sigue siendo mi personaje favorito, no sé si se nota. Él y Úrsula Yurievna.

P. ¿Por qué decidiste escribir una novela juvenil? ¿Qué crees que encontrarán los lectores jóvenes en la novela?

R. Yo casi siempre escribo literatura infantil o novela juvenil. Y cuando digo novela juvenil quiero decir novela para cualquier lector, incluso para jóvenes. Lo que odio son las novelas escritas en exclusiva para adolescentes. Me parecen un desperdicio.

En los últimos años he utilizado casi únicamente personajes adultos para mis novelas juveniles. Es lo que ocurre en toda la serie del detective Escartín, en Una bala perdida, en Parque Muerte, en Los diamantes de Oberón, en La maldad o algo parecido… En El comando Gorki no es así, hay mayoría de personajes jóvenes. Bueno… eso quizá la haga un poco más atractiva para la gente joven y algo menos para los lectores adultos. O al revés, quién sabe. No es algo que me preocupe especialmente. ¿Y qué encontrarán mis lectores, tanto jóvenes como adultos? Lo habitual en mis libros: una historia de ficción, que no de fantasía, intriga, ritmo vivo, diálogos ágiles, amor, aventura y, en este caso, un ambiente y una época poco conocidos por la mayoría de los lectores y nada habitual en otros libros míos.

P. ¿Y ese toque de misterio que tiene la novela?

R. Esto es marca de la casa. Tengo la sensación de que, escriba lo que escriba: policíaco, western, ciencia-ficción, romántica, erótica o ficción histórica, como en este caso, siempre hay una intriga de fondo, con elementos propios de la novela-enigma, de la novela de detectives, que es lo que me permite enganchar al lector, buscar la sorpresa. Reconozco que se me da bien y me divierte crear este tipo de tramas. El otro elemento siempre presente en mis libros, el humor, aquí, en cambio se limita a unas pocas pinceladas. El ambiente es bélico y los acontecimientos, tremendos. No había mucho sitio para la risa.

elcomandogorkiP. ¿Cuáles son tus planes de futuro como escritor? ¿Qué estás escribiendo en este momento?

R. Mis planes de futuro pasan por intentar llegar a la jubilación -me quedan 9 años, más o menos- viviendo todavía de la literatura y así pasar a la historia como el primer español que siempre se ha ganado la vida exclusivamente como escritor de libros. Bromas aparte, después de 130 libros, realmente a lo que aspiro es a seguir divirtiéndome con mi trabajo. Para ello, en los últimos años, alterno mis habituales novelas de detectives, con géneros que hasta ahora no había practicado (el western, la novela erótica…). Ahora estoy con una de gángsters (no confundir con “una de hamsters”, que eso es otro proyecto) que se desarrolla en el Chicago de principios de los años ‘30. Y me he propuesto escribir un “pastel rosa”, una de esas historias de amor, empalagosas como la mantequilla de Soria, que seguramente será una sátira despiadada de las verdaderas novelas de amor.

 

 

, , , ,

1 thought on “Entrevista a Fernando Lalana: “Me gustan esos personajes complicados, alejados del tipo bueno o malo al 100%”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *