Reseña LIJ: ‘La luz encendida’ de Richard Marnier

laluzencendida

La luz encendida de Richard Marnier. Ilustraciones de Aude Maurel. Editorial Juventud, col. Álbumes Ilustrados, 2016. Cartoné, 22,5 x 22,5 cm ., 32 pp., 13,50 e.

 

Por José R. Cortés Criado.

 

Es la historia de un barrio muy convencional donde todas las viviendas son iguales, todas abren sus ventanas al unísono, todas apagan la luz a la vez…hasta que una noche una casa deja la luz encendida y crea un gran malestar entre sus semejantes que no salen de su asombro.
Al día siguiente, conmoción, tenía los postigos cerrados, los vecinos murmuran, es inadmisible esa actitud. El propietario se marchó de la vivienda, esta, abandonada, fue derruyéndose, hasta que regresó el propietario y construyó una casa con todo lo que trajo de su viaje, era una vivienda extravagante y los vecinos se escandalizaron.
Al poco un vecino pintó de otro color sus postigos, otro añadió una torrecilla al tejado, hubo quien cubrió su vivienda con ramitas, quien construyó casas elevadas, estrafalarias o sobrias, incluso con forma de zapato, pero todas diferentes.
Desde entonces la ciudad es muy distinta, nadie vive uniformado y todos recuerdan al vecino que una noche se dejó la luz encendida y dio comienzo a estos cambios que tan agradables les resultan ahora.
Bonita historia en contra de la uniformidad de las personas y de las cosas, dando rienda suelta a la imaginación para que cada cual viva del modo que considere oportuno sin tener que someterse a una norma única de vida.
Para gustos colores y para hablar de diferencias nada mejor que mostrarnos mediante unos dibujos muy gráficos la diferencia y el inconformismo del ser humano.
Las viviendas, perfectamente alineadas, con precisión milimétrica, son el fiel reflejo de una sociedad de pensamiento único; la explosión de formas y colores de las dos dobles páginas que desplegadas nos muestran una gran variedad de viviendas a cual más extraña, aunque muchas conservan parte de su estructura original, es una muestra de la vida en libertad.

Es un deleite para la vista observar cada una de las numerosísimas viviendas que conforman esta ciudad mágica y libre.

 

 

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *