Las tierras del ocaso de Julien Gracq. Nocturna Ediciones, 2017. Rústica con solapas, Colección Noches Blancas, n.° 27, 267 pp., 15,00 €.

Por José R. Cortés Criado.

 

Julien Gracq lleva al lector a un mundo ficticio donde prima la fraternidad, la amistad y la resistencia frente a un mundo en declive. El cataclismo se percibe desde los inicios y la fuerza de la oposición a este mal es patente página a página.

No existe un marco donde se desarrolla la trama, Gracq inventa el lugar y el tiempo aunque el lector puede imaginarlo en la Edad Media entre horcos y seres extraños cargados de violencia.

El autor divaga erráticamente por una sociedad en decadencia aunque sus habitantes consideren que vivían mal, así leemos sobre unos personajes que quieren huir del Reino y no dudan en saltar los muros que lo cercan hasta llegar a la ciudad sitiada en los confines ignotos.

Toda la narración es magistral, el autor hace uso de un vocabulario preciso y riguroso; crea unas metáforas asombrosas y unas imágenes que hacen reflexionar al lector.

Sensaciones, emociones y acciones se mezclan en esa marcha hacia la frontera describiendo un universo natural y social; donde la Naturaleza se manifiesta en su grandiosidad junto a la tarea del hombre en la modificación del entorno.

Se unen en la marcha vivencias íntimas, generosidad entre iguales, alegría de vivir y se comparten placeres cotidianos. Todo esto se mezclan con escenas de caza, pesca o de labores forestales.

Es una novela de mucha calidad literaria de un escritor “de los más estimulantes, originales e imaginativos de la literatura francesa contemporánea” según dice el diario Libération.

 

 

AbogadosdeMadrid.net