Por Carmen F. Etreros.

 

Este viernes llega a nuestras pantallas la adaptación de la primera novela de la Trilogía del Baztán de la escritora Dolores Redondo. Una adaptación realizada por Fernando González Molina que ya adaptó Palmeras en la nieve  de Luz Gabas y que sorprende por su calidad y por su fidelidad a la novela.

La película sigue página a página la investigación de los crímenes en serie de varias adolescentes en el misterioso Valle del Baztán, en Navarra.  El director logra crear esa atmósfera opresiva de la novela en la que los dos investigadores protagonistas que se mueven en una zona lluviosa y llena de misterios y supersticiones. Un película redonda que cuenta con una buena dirección y que conduce al espectador por un pasillo de suspense y misterio desde el primer minuto.

Destaca el trabajo de la actriz Marta Etura que sorprende con una inspectora Amaia Salazar minuciosa e intuitiva que combina la fragilidad y la frialdad del personaje de Dolores Redondo. La actriz Elvira Mínguez borda el rudo papel de la hermana de la inspectora, timón de la empresa familiar. En el el reparto están también los actores Juan Carlos Librado (Nene), Manolo Solo, Colin McFarlane o Francesc Orella.

Sinopsis

En los márgenes del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cuerpo desnudo de una joven. Las circunstancias en las que se encuentra indican que este crimen podría estar relacionado con un asesinato perpetrado un mes antes. Para desentrañar el enigma, la inspectora Salazar se traslada al pueblo de Elizondo, su localidad natal, cercana al suceso y donde no sólo tendrá que lidiar con las complicaciones del caso, sino también con los fantasmas por los que no ha querido volver hasta ahora.

 

 

AbogadosdeMadrid.net