La directora de la Biblioteca Nacional de España, Ana Santos Aramburu, y el director general de Red.es, José Manuel Leceta, han presentado hoy el proyecto BNElab, un marco y espacio de trabajo concebido para impulsar la reutilización del fondo patrimonial en formato digital de la Biblioteca. Este proyecto es fruto de un convenio firmado en 2016 entre ambas instituciones y supone un impulso al indudable valor cultural de los fondos de la BNE, que poseen un gran potencial para el desarrollo de nuevos productos y servicios.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han transformado por completo el acceso a los contenidos de las instituciones y, al mismo tiempo, abren vías alternativas para su reutilización. Esta realidad se traduce en el nacimiento de nuevas empresas que ponen en marcha modelos de negocio basados en la creación de herramientas y aplicaciones de valor añadido, a partir de los contenidos del sector público.

Los fondos de la Biblioteca se han digitalizado de manera sistemática desde hace años y hoy están compuestos por más de 184.000 títulos y 30 millones de páginas libremente accesibles a través de Internet, fruto tanto de la digitalización de sus colecciones como de la puesta en marcha del Depósito Legal de las Publicaciones en Línea. Las posibilidades de reutilización de este patrimonio digital son importantes en ámbitos tan dispares como la educación, el entretenimiento, la investigación o la innovación tecnológica, artística o humanística, al ser motor de aprendizaje y conocimiento, de desarrollo tecnológico y económico, y de innovación y creación.

Líneas de trabajo

La BNE y Red.es presentan ahora este nuevo espacio virtual, así como sus principales líneas de trabajo: mejorar y enriquecer los conjuntos de datos de la BNE y promover su libre reutilización, y fomentar la creación de  nuevos productos y servicios digitales a partir de las colecciones de la BNE que muestren nuevos usos del patrimonio y su interés para sectores muy diferentes. Pero, sobre todo, esta línea de colaboración busca proporcionar las herramientas digitales para que sean otros quienes reutilicen y den nuevos usos a este patrimonio. Los proyectos ya puestos en marcha dentro de esta iniciativa, así como un avance de los que se presentarán próximamente, pueden verse en www.bne.es/bnelab, espacio inicial que se irá construyendo y ampliando en los próximos meses.

‘Juego filarmónico de Haydn’: primera propuesta de reutilización

Con la presentación de este proyecto se hace pública también una de las primeras propuestas, el Juego filarmónico de Haydn (http://juegofilarmonico.bne.es/). Se trata de un desarrollo tecnológico innovador realizado a partir de un manuscrito del siglo XVIII que se conserva en los fondos de la BNE. Propone un método de creación de minuetos a través de un juego de dados.

El proyecto reproduce y recrea digitalmente el funcionamiento de este juego, muy popular en su época y que fue concebido como un entretenimiento destinado a las reuniones sociales, pero también como un estudio teórico de composición musical. Mediante un sencillo juego de dados, cualquier persona sin conocimientos musicales podía componer infinidad de pequeñas piezas en forma de minué.

Más información en @BNE_biblioteca Facebook BNE