Reseña LIJ: ‘Agni y la lluvia’ de Dora Sales

Agni y la lluvia de Dora Sales. Kalandraka, 2017. Ilustraciones de Enrique Flores. 128 pp., 15 x 23,5 cm., 14,00 €.

 

Por José R. Cortés Criado /@unabrazolector.

 

Dora Sales inventa una historia de un niño indio que puede ser la de cualquiera de los doscientos cincuenta millones de niños y niñas que diariamente trabajan de sol a sol en condiciones de esclavitud o semiesclavitud en multitud de países, aunque sea un trabajo voluntario para ayudar a la supervivencia familiar.

Agni es un niño que sueña con una vida mejor, vive en una chabola sin agua corriente en medio de un callejón, lejos del centro de Bombay, trabaja en un lavadero de ropa, juega al fútbol con sus compañeros de trabajo y desea que su hermana pequeña tenga una vida mejor.

Es un niño algo especial, se fija mucho en su entorno, valora las pequeñas cosas como algo maravilloso, se queja poco de la vida tan dura que lleva y desea que su hermana pequeña pueda ir a la escuela y retrase el comenzar a trabajar muchas horas al día haciendo duras tareas.

A través de sus ojos vamos conociendo su entorno, los trabajos de los demás miembros  de la familia, sus amigos, sus sueños y los de los que le rodean, y, sobre todo, sus ganas de aprender, de saber leer y su alma pura.

Al final del relato se cumple su gran deseo, su hermanita acudirá a las clases que unas jóvenes voluntarias imparten desinteresadamente a los niños y niñas de su barrio.

Tierna historia bien contada, el lector se siente atrapado desde el principio por un lenguaje sencillo cargado de sutilezas que le hace reflexionar mientras lee las vidas que viven niños y niñas en nuestra época.

Ojalá las reflexiones y deseos puedan convertirse en realidad y el trabajo infantil sea algo que todos los países destierren de verdad, y todas las personas puedan vivir dignamente.

 

 

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *