El Gremio de Libreros de Madrid entrega sus premios anuales

El auditorio de la Biblioteca Regional de Madrid acogió anoche el acto de entrega del Premio ‘Libro del Año’ en su convocatoria de 2017 que concede el Gremio de Libreros de Madrid. Alcanzan ya su decimoséptima edición en la categoría de Ficción y durante este tiempo se ha ido ampliando a otras categorías. De este modo es la novena edición del premio al Mejor Álbum Ilustrado, la tercera de las categorías de Ensayo y Cómic y este año ha nacido el premio en la categoría de Poesía. El Premio Leyenda se concede por décima vez y con él se reconoce la labor de una persona o institución que se haya destacado por su apoyo a los libros, a las librerías y a los libreros. Estos galardones no están dotados económicamente, pero reconocen el trabajo de los autores, tanto noveles como consagrados, con una estatuilla salida del taller de Pep Carrió.

Numerosos editores y libreros de la ciudad acompañaron a los premiados. Entre las personalidades se encontraban Álvaro Ballarín, Viceconsejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid; Isabel Moyano, Subdirectora General del Libro de la Comunidad de Madrid; Pedro Valverde, Jefe de la Unidad del Libro y la Lectura en la Comunidad de Madrid; y Rosalina Díaz Valcárcel, Presidenta de la Asociación de Editores de Madrid.

El productor teatral Aitor Tejada actuó un año más como conductor. Sus primeras palabras estuvieron dedicadas a reivindicar el oficio de los otros protagonistas de la noche, aparte de los galardonados: los libreros. Estos premios, no solo hacen visibles a este colectivo ante la sociedad, sino que “muestran las librerías como lugares en los que impera otro tempo; lugares donde estrechar lazos cómplices con los lectores, con las gentes del libro y con las buenas lecturas”, afirmó.

Tras dar la bienvenida a los presentes en nombre de Reyes Díaz-Iglesias, Presidenta del Gremio de Libreros de Madrid, Aitor Tejada pasó la palabra a Enrique Pascual, director de Librerías en Marcial Pons, quien tras dar lectura al acta del jurado pronunció unas breves palabras sobre Los hombres me explican cosas de Rebecca Solnit, considerado como Mejor Libro de Ensayo en su tercera edición. Este libro, publicado por Capitán Swing, ha reunido todos los requisitos que los miembros del jurado quisieron hacer prevalecer para conceder el premio, según aseguró Enrique Pascual. Aparte de la erudición, “buscábamos libros para todo el público con mensajes y vocación de trascender, píldoras capaces de remover las conciencias y transformar el mundo que nos rodea”, dijo. “No es un libro feminista, es un libro realista que relata la violencia física y verbal a la que las mujeres tienen que enfrentarse todos los días (…) Rebeca ha escrito este libro para nosotros, los hombres, y todos debemos leerlo. Tenemos que darnos cuenta, de una vez por todas, de que no estamos ante hechos aislados, sino ante una pandemia que debemos luchar por cambiar con nuestros actos cotidianos”. Pero este libro también es “un canto a la esperanza, una loa a esas mujeres que con su lucha marcaron el camino”, afirmó el director de Librerías en Marcial Pons antes de hacer entrega del premio a Daniel Moreno, editor de Capitán Swing, que recogió el galardón en nombre de la autora. Moreno agradeció al Gremio de Libreros el que hayan sabido valorar y reconocer un libro como el de Rebecca Solnit, “porque es un libro necesario y valiente”.

Jesús Marugán, de Akira Cómics, fue el encargado de entregar el premio al Mejor Cómic que también se convocaba por tercera vez desde su nacimiento. Este año le ha correspondido a Black Hammer Volumen 1: Orígenes Secretos, de Jeff Lemire, Deam Ormston y Dave Stewart, editada por Astiberri. Se trata de un cómic que hace homenaje al género de los superhéroes más clásico. Con este premio, según Marugán, se confirma que “también desde la narrativa del cómic se puede tratar la moderna mitología que tiene que ver con el mundo de la gente con poderes extraordinarios”. El cómic premiado “deconstruye ese mundo y lo analiza desde el plano de nuestra actualidad y de las cuestiones que vertebran nuestra sociedad”. Este tipo de obras aportan una vía de escape y refugio destinado al disfrute del lector y su desconexión de los problemas cotidianos, terminó diciendo Jesús Marugán antes de presentar a Javier Zabildegoitia, editor de Astiberri, que recogió el premio en nombre de los premiados y lo celebró con palabras de agradecimiento hacia los libreros por su reconocimiento. “Están cayendo muchas barreras, muchos prejuicios y esperemos que se siga haciendo esta labor para ayudar a dignificar una apuesta creativa como es el cómic”, dijo Zabildegoitia.

¿Mau iz io? de Carson Ellis, editado por Bárbara Fiore, ha sido elegido por los libreros de Madrid como Mejor Álbum Ilustrado del año y cuyo tema de fondo es la vida y su devenir inexorable. En opinión de Alejandra Camacho, librera de El Dragón Lector, se trata de “un álbum único donde los insectos nos hablan en su propia lengua, un idioma secreto y breve que los niños y las niñas entienden. La autora dota de emoción y sutileza a la aventura de una pandilla de bichitos a la que sin duda nos querremos sumar”. Recogió el premio Francisco Delgado, editor de Bárbara Fiore. Tras las palabras de agradecimiento que dedicó a los libreros, desveló que es su hijo Mauricio de cuatro años el que da nombre al álbum premiado.

El jurado del Premio Libro del Año decidió conceder el premio en la categoría de Ficción en su decimoséptima convocatoria, a la obra Apegos feroces de Vivian Gornick, editada por Sexto Piso. Pepa Arteaga, de Librería Miraguano, tras leer el acta explicó los motivos para premiar este libro: “A pesar del tiempo transcurrido desde su aparición en Estados Unidos (1987), su oportuna publicación en España brinda una novela actual, que aborda de una manera honesta, inteligente y a menudo descarnada, las relaciones familiares y el desencuentro generacional”, afirmó Arteaga. Hizo un recorrido por la biografía de la autora y terminó destacando unas frases del prólogo del libro que firma Jonathan Lethem: “Las memorias de Vivian Gornick tienen esa calidad endemoniada, brillante y absoluta que tiende a elevar un libro por encima de su contexto y provocar que sea admirado con toda justicia como atemporal y clásico”. Al tiempo que agradecía a Sexto Piso el haber publicado la obra, subía al escenario Santiago Tobón, editor de este sello mexicano-español que recibe por segunda vez en su historia el reconocimiento de los libreros. Tobón recogió el premio en nombre de Vivian Gornick y confesó que Apegos feroces ha sido el libro “preferido” y por el que más entusiasmo han mostrado dentro de la editorial en los último meses.

O Futuro de Abraham Gragera, editada por Pre-Textos, es el primer poemario que recibe el Premio Libro del Año porque esta es la primera vez que los organizadores de este galardón incluyen la Poesía en la convocatoria como una categoría más. Pablo Bonet, de librería Muga, felicitó al prestigioso sello valenciano por su labor y por la calidad de su admirable colección ‘La cruz del sur’ de la que han salido tanto el poemario premiado como el finalista.

“O Futuro es tercer título el libro de Abraham Gragera, y en él nos envuelve en un viaje biográfico por sus momentos más importantes con la precisión de su lenguaje, desde la cercanía, con un repaso a los afectos comunes de las personas importantes de su vida, como un homenaje a la herencia y los aprendizajes recibidos en su experiencia personal y colectiva”, leyó Bonet. “Divididos en siete partes, Gragera desgrana su visión del mundo con una poesía que ilumina sin estridencias ni falsas retóricas, como un recopilatorio de su propia indagación constante, vivencias que lo conforman como ser humano preocupado por el presente y esperanzado con el futuro, captando las inquietudes del mundo que le rodea desde su propia y peculiar voz, cálida a veces, siempre certera”. Tras estas palabras invitó al poeta premiado a subir al escenario para hacerle entrega del galardón que celebró agradeciendo a los libreros de Madrid que inauguraran la categoría de Poesía con un libro suyo. De igual modo destacó el papel de filtro de calidad que realizan tanto los libreros como los editores con su labor “en una época en la que parece que todo vale lo mismo, ahora que la crítica casi no existe y que la poesía casi no importa”. Dedicó el premio a su mujer y su hija recién nacida, ambas presentes en el acto.

Premio Leyenda


Antes de dar lectura al acta del jurado, Reyes Díaz-Iglesias, Presidenta del Gremio de Libreros de Madrid, agradeció la presencia a las personalidades que asistieron al acto, así como a Eulalia Iglesias, Directora de la Biblioteca Regional por la cesión del espacio, y a todos los colegas del sector y amigos de los libros y la lectura. Explicó el sentido de estos premios y de su historia.  “Damos estos premios a los libros que a los libreros nos gusta recomendar a nuestros clientes lectores”, aseguró. Hizo un recorrido por libros en los que aparece un librero o una librera “que aconseja, sugiere, comenta, cautiva, que le gusta leer, sabe transmitir, o lo intenta, procura adelantarse a los deseos del lector y espera el comentario o la sonrisa sobre el libro que ha recomendado. Esta es nuestra profesión”, concluyó la Presidenta del Gremio quien también tuvo palabras para los que ya no están y para los que tuvieron que cerrar ensalzando el amor y respeto con el que trabajaron en sus librerías. Tras agradecer la labor desempeñada por los miembros de su equipo y demás colegas, felicitó a los premiados, tanto a los autores como a los editores.

A continuación presentó el Premio Leyenda que en su décima convocatoria ha sido concedido por unanimidad a Emilio Lledó de quien hizo una glosa destacando un momento clave de su itinerario vital que fue cuando su maestro don Francisco le enseñó a leer en un colegio de Vicálvaro. Con más de 20 libros publicados, su vida ha estado dedicada al pensamiento y a la educación, siendo este último “uno de los temas que está en el centro de sus preocupaciones hasta convertirse en una obsesión”. “Sus escritos recogidos en varios volúmenes de ensayo —prosiguió la Presidenta del Gremio—,  nos remiten de manera continua a los libros. Emilio Lledó es memoria y palabra. Dice nuestro premiado que leemos los libros tanto como los libros nos leen y descubren cosas de nosotros mismos. Su amor por la escuela pública y sus maestros, por los libros, la lectura, las librerías y los libreros, lo convierten en un referente moral de una sociedad que vive momentos de desconcierto e incertidumbre. Su pasión por la vida, por el conocimiento, la curiosidad, por entender y comprender para ser libres, son algunas de las razones que han propiciado que en los últimos años haya sido reconocido en España con numerosos premios”. A estos se suma ahora el de los libreros y las libreras de Madrid “que han tenido en cuenta para la concesión del premio a este profesor de historia de la filosofía, que ama los libros y que es un hombre, en el buen sentido de la palabra, bueno”.

A continuación Emilio Lledó recogió el Premio Leyenda mostrándose emocionado “por tratarse de un premio que conceden los libreros y por tratarse de los libros”, dijo. Recordó también al maestro que le enseñó qué era leer y que con su metodología le hizo conocer lo que significaba “la creación de la libertad, del estímulo intelectual, de la lectura, de los libros…”. Lledó rememoró una infancia vivida durante la Guerra Civil sumido en la lectura de cómics que él mismo dibujaba. Los libros le han acompañado siempre y han sido aliento, estímulo y esperanza en su vida. Para Lledó la lectura irrumpe y ayuda a desbrozar las preocupaciones cotidianas y ofrece la oportunidad de establecer un diálogo infinito con los autores y “esa es la mayor muestra de inmortalidad y de pervivencia”. Al referirse a los libros digitales, dijo: “eso es otra cosa” destacando la necesidad de ver y tocar los libros de su biblioteca. “Mis libros me hablan, sobre todo Kant, que se enfada y me reprocha que hace ocho o diez años que no lo estudio”, confesaba un divertido y exultante Emilio Lledó.

En último lugar intervino en el acto Álvaro Ballarín, Viceconsejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid, quien aseguró estar comprometido en un nuevo Plan de Fomento de la Lectura y facilitó al auditorio algunos datos de interés referidos a la Comunidad de Madrid. Se editan 30.000 libros al año y el índice de lectura ya llega casi al 75%, siendo la región más lectora de España. El 34% de todas las ventas de libros en España corresponden a Madrid. Para el segundo Plan de Fomento de la Lectura, Ballarín anunció que el presupuesto se ha aumentado en más de un 20% cuyo eje central es la compra de libros para bibliotecas. Finalizó su intervención con palabras de felicitación para todos. Invitando a los premiados a subir al escenario para la obligada foto de familia como recordatorio, Aitor Tejada despidió el acto.

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *