‘Lavar, marcar y enterrar’ o cómo morir de risa

La peluquería Cortacabeza abre sus puestas todos los viernes y sábados la sala Lola Membrives del Teatro Lara

.

CARLOS MESA ESPINOSA. Bienvenidos a Cortacabeza, una peluquería en el barrio de Malasaña donde las paredes guardan muchos secretos… Si asistes, serás secuestrado durante hora y media por dos malhechores con poca experiencia y muchas ganas de escapar. ¿Te animas a pedir cita?

Lavar, marcar y enterrar nació para ser representada, en 2014, en la verdadera peluquería Cortacabeza, muy cercana al propio Teatro Lara. Tras pasar por el Teatro Príncipe-Gran Vía, aterrizó en la sala off del Teatro Lara, donde se puede ver todos los viernes y sábados en el Teatro Lara.

La obra, escrita y dirigida por Juanma Pina, cuenta con los actores Carmen Navarro, Olga Hueso, Mario Alberto Díez, Juan Caballero, Rebeca Plaza y Edu Ferrés (según el día de función) que encarnan a Gabi, la dueña de la peluquería; Fer, su fiel a empleado; y a dos frustrados aspirantes a policía nacional que deciden tomar la peluquería.

Candidata a Mejor Autoría Revelación en los Premios Max 2015, Pina teje una historia con cierto aire cinematográfico cuya trama gira en torno al pasado y al deseo de un futuro mejor. “¿Por qué los fantasmas no tienen pelos en la lengua cuando cuentan sus miserias? ¿Por qué intentamos alisar nuestro futuro cortando solo las puntas? ¿Consiguen horquillas, bigudís y rulos rizar un argumento? ¿Se puede uno salvar de la verdad por los pelos? ¿Es necesario que el pelo esté húmedo para cortar por lo sano con el pasado? Aunque Lavar, Marcar y Enterrar pretende contestar a todas esas preguntas, también tiene la intención de que los espectadores que cada noche asistan a cada función sean inmensamente felices durante el tiempo que estén violentamente secuestrados en nuestra peluquería”, explica su equipo.

No saldremos del teatro con un cambio de look, pero sí un poquito más felices.

 

Más información en Teatro Lara

 

 

 

 

.

, , , , , , , , ,

About Carlos Mesa Espinosa

View all posts by Carlos Mesa Espinosa →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *