Alfonso del Río sorprende con ‘La ciudad de la lluvia’

“–Perdone mi franqueza pero, dadas las circunstancias, me veo en la obligación de hablarle directamente. Tenemos una lista de nombres que han de ser eliminados. No es que mi cliente quiera discreción. Es que quiere que sea absolutamente imposible que nadie le relacione, siquiera remotamente con las muertes.”

En el Bilbao de principios de los años ochenta, tres misteriosas muertes unirán los destinos de varios personajes sin conexión aparente. Alain Lara, un joven y prometedor jugador del Athletic, descubre una vieja fotografía de los años cuarenta que su abuelo Rodrigo había mantenido siempre oculta. De todos los personajes que aparecen en ella Alain reconoce a su abuelo, junto a un también joven Ignacio Aberasturi, el gran empresario bilbaíno y actual candidato a la presidencia del Banco del Norte. La repentina y extraña coincidente desaparición de ambos, junto con otros sucesos, lo llevará a una investigación que se remontará a un pasado oculto.

En un intento por entender lo que sucede, Alain contactará con María, la hija y heredera del imperio Aberasturi, y junto a ella tejerán los hilos del pasado que unieron a sus familias en los años del Berlín nazi, en busca de respuestas. Pero lo que obtendrán serán más preguntas, más dudas, más sospechas.

¿Qué pudo unir hace más de cuarenta años a estos dos hombres cuyas vidas nunca más volvieron a cruzarse? ¿Quiénes son los demás personajes que aparecen retratados junto a ellos? ¿Quién y por qué anda detrás de ellos?

La ciudad de la lluvia es un thriller que reúne lo mejor y lo peor que anida en el ser humano. Es una historia sobre el poder magnético de la ambición, el amor y la complicidad entre las personas, y que nos muestra que la cara oculta que todos tenemos no puede permanecer indefinidamente en la sombra.

La ciudad de la lluvia 

La ciudad de la lluvia publicada por Ediciones Destino no sólo es un thriller literario llamado a convertirse en fenómeno, sino que además se traduce en una brillante carta de presentación de un nuevo autor de ficción que ha llegado para quedarse.

De ritmo trepidante, estilo ágil y plasticidad audiovisual en sus escenas, Alfonso del Río construye la novela a partir de un efectivo contrapunto temporal en forma de flashback que nos traslada desde el nebuloso y sombrío Berlín de 1941 hasta el lluvioso y agitado Bilbao de 1983.

BERLÍN 1941 

Cinco personajes se encuentran en un aeródromo de las afueras de la ciudad. Tienen entre manos una misión que puede cambiar el curso de la historia. Son inmortalizados en una fotografía tomada al azar.

BILBAO 1983

Cuarenta y dos años después, la muerte vuelve a unir a los protagonistas de aquella vieja fotografía.

La mayor inundación de la historia de la ciudad y un acuerdo empresarial al límite de fracasar unen las vidas de una joven promesa del Athletic, la hija de un gran empresario y un abogado de éxito en un pulso a contra reloj que desafía todo aquello que conocen y que los mantendrá alerta, incluso más allá de poner a salvo sus vidas y desvelar el misterio que entrelaza unas muertes con una conexión impredecible.

“Alain Lara abrió la boca, dejando caer al suelo la ramita que sostenía. Se levantó del sofá como un resorte. No podía ser. Era imposible. Se levantó y buscó con urgencia entre las cajas de su abuelo la extraña foto que había encontrado meses atrás, aquella en la que Rodrigo Lezo posaba con cuatro personas frente a un avión. Y, sí, efectivamente, quien estaba al lado de su abuelo en aquella imagen era Ignacio Aberasturi, el gran empresario y candidato a la presidencia del Banco del Norte. Y también estaba muerto.”

Alfonso del Río (Bilbao, 1980), licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, compagina en su día a día sus facetas de abogado, padre y escritor. Como abogado, trabaja en un bufete internacional, colabora como profesor en la Universidad del País Vasco y en la Universidad de Deusto; y en 2017 ha sido galardonado por Iberian Lawyers como uno de los mejores abogados jóvenes de España por medio del prestigioso premio Forty under Forty. Ha sido también coautor de distintos libros especializados. Pero esos libros no saciaron su inquietud literaria porque, aunque no se planteara convertirse en escritor ni quisiera encontrar ninguna vía de escape, Del Río sentía pura necesidad de escribir y de sumergirse en otras vidas. Comenzó a esbozar esta historia hace más de diez años, pero no fue hasta hace tres que la retomó. De ahí surge La ciudad de la lluvia.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *