‘¡Me abrurro!’ de Carmela Trujillo

¡Me abrurro! de Carmela Trujillo. Combel, 2017. Ilustraciones de Marta Sevilla, Colección Caballo. Tapa dura, 24 pp., 20 x 20 cm., 5,90 €. A partir de 5 años

Por José R. Cortés Criado.

 

 

Contra el aburrimiento, imaginación. Este es el mensaje que nos trasmite la escritora cacereña, afincada en Sabadell, en su nuevo libro.

Su protagonista, un niño que quiere salir a la calle aunque llueva, que no quiere pintar, ni leer, ni montar un puzle, ni jugar con sus juguetes, ni nada de nada que no sea gritar que se aburre y se aburre.

Pero he ahí que cuando se queda quieto y sosegado la imaginación comienza a funcionarle y ya no quiere salir a la calle, el aburrimiento ya pasó, ahora ha aprendido a jugar él solo, sin la ayuda de los mayores ni de juguetes o pinturas.

Por fin ha descubierto un arma importante frente al aburrimiento y es feliz, ya sea observando una alfombra o galopando sobre un cojín transformado en caballo.

Carmela Trujillo ha sabido dotar de magia unos sencillos textos para los primeros lectores, intercalando diálogos en forma de cómic con sus bocadillos correspondientes, interjecciones, repeticiones y usando el tamaño de las letras para indicar el tono de las voces y el nivel de enfado del personaje.

También hace uso de las anáforas para recalcar las ideas cuando escribe: “Cae agua. / Moja los árboles. / Moja la acera. / Moja los paraguas. / Moja los coches.”, dando valor a la repetición para ahondar en el significado y buscando la sonoridad del lenguaje.

Al ingenioso texto se le unen unas magníficas ilustraciones de Marta Sevilla plenas de color y originalidad, ya sea con la imagen del padre y el hijo o de los demás elementos que los acompañan como un gato, unos coches, unas fotografías, unas plantas o un caballo, adoptando un estilo muy cercano a los niños.

Me ha llamado la atención la presencia en casi todas las páginas de un gato negro, ya sea formando parte de la escena o de un retrato colgado en la pared; quizás tenga algo que ver con otro libro de la escritora Y por eso no me gustan los gatos o solo sea un asunto de la ilustradora.

Sin duda una pequeño gran libro donde palabras y dibujos se unen para que los lectores primerizos disfruten de la lectura y entren en el mundo mágico de la literatura con alegría e imaginación.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: