‘La orquesta. Busca y encuentra alrededor del mundo’ de Chloé Perarnau

 

La orquesta. Busca y encuentra alrededor del mundo de Chloé Perarnau. Editorial Juventud, 2017. Colección Álbumes Ilustrados, 1ª edición.  Encuadernado en cartoné, 32 pp., 26,5 x 33 cm., 16 e. A partir de 5 años.

Por José R. Cortés Criado.

 

Esta singular orquesta está formada por violines, viola, violoncelo, contrabajo, piano, flauta, arpa, platillos, triángulo, saxofón, trompeta, trombón, bombo, tuba, oboe, clarinete y fagot, tiene una particularidad, y es que todos sus miembros se han marchado de vacaciones y el director anda loco buscándolos porque la próxima semana tiene un concierto.

Y así sale en busca de ellos preguntando si han visto a su pianista que es pequeño, moreno y bebe mucho café o a su tocadora de platillos que es muy fuerte y le encanta la pizza…

Como no los encuentra, los lectores deberán ayudarle localizándolos en cada doble página de este álbum. En la primera Miguel le envía una postal contándole que está con su bombo en Islandia y algo más, así que hay que ponerse manos a la obra e intentar localizarlo entre muchísimos islandeses, sus canales, sus calles y sus pescados ahumados.

Los violinistas están en la animada ciudad de Tokio, Lola, la arpista, está en Oporto con su tía abuela; el fagot, el clarinete y el oboe están en Rusia disfrutando de su carnaval, el pianista está en la Provenza francesa disfrutando unos días de camping, Bruno, el de la tuba, va de crucero por las islas griegas; el contrabajo, el violonchelo y el violín están en Estambul; Emilia, la del triángulo, está en Egipto visitando las pirámides; Carmela dejó sus platillos para servir platos en Venecia; Paco, Melanie y Ana, los metales, disfrutan del carnaval de Río de Janeiro y el flautista disfruta del fútbol en Abidjan, Costa de Marfil.

Cuando se hayan localizado todos los integrantes de la orquesta se podrá llevar a cabo el concierto anunciado como se ve en las últimas páginas.

Si alguien no pudo localizar a alguno de los componentes, tiene un solucionario al final del álbum, que se recomienda consultar solo en caso de extrema necesidad, sino, no tiene gracia el libro.

Estamos ante un libro ingenioso de gran formato que ayudará a conocer los instrumentos musicales y a leer las imágenes; además de pasear por algunas grandes ciudades del mundo.

Chloé Perarnau echa mano de su agudeza para crear esos lugares llenos de personas, animales y cosas que conforman un universo mágico donde localizar a unos pequeños  personajes y sus instrumentos musicales.

Creo que los pequeños lectores y los no tan pequeños pasarán un buen rato jugando a encontrar los músicos perdidos.

 

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *