‘Valentín’ de Marisa Tomás

 

Valentín de Marisa Tomás. Ilustraciones de Rafael Gil. Ramaraga, 2018. 22 x 22 cm., 48 pp., 14,00 €.

Por José R. Cortés Criado / @unabrazolector.

 

Valentín es un niño como muchos otros, ni más ni menos, pero tiene algo que le preocupa, sobre todo cuando va a la playa, tiene miedo a las olas del mar.

Por más que intenta bañarse, cada vez que se acerca a la orilla empieza a ver fantasmas donde no los hay y termina devorado por sus miedos.

Como buen humano, intenta buscar una solución y se coloca una capa para adentrarse en el mar pero una ola se lo llevó convertido en tritón y…vivió una aventura onírica.

Cuando quiso bañarse con una amiga volvieron sus temores, pero olvidándose de su capa y de sus miedos, gritó ¡Basta!, y pudo disfrutar de las olas del mar.

Divertida historia de un pequeño que ha de enfrentarse a sus miedos para poder seguir su evolución; la autora, Marisa Tomás, sabe mostrar con pequeños textos la fuerza de su personajes y logra involucrar al lector en la aventura frente a los temores que siempre nos van a acosar durante nuestra vida.

Y es que no hay mejor solución a los miedos que la valentía de enfrentarnos a ellos por muy pavorosos que sean.

Junto al contenido del texto hay que destacar su tipografía y tamaño, a veces toma forma de ola y se mueve como ellas, otras, crece en tamaño y disminuye su tonalidad o cambian de color, formando parte de la ilustración del libro.

Además está ilustrado con mucho primor. Partiendo del personaje que toma unos rasgos diferenciadores del resto de los niños, ya sea por sus grandes ojos, sus orejitas algo prominentes o su pelo, que simula una enorme masa anaranjada que recuerda el sol de los atardeceres junto al mar.

La protagonista femenina también tiene su encanto con sus bellos ojos, sus orejitas muy marcadas, pero sobre todo por su hermosa mata de pelo de color verde, como las algas marinas.

Todas las páginas rebosan colores muy marinos, desde el azul al verde, pasando por el turquesa transformando cada doble página en un trozo de mar. Todas las ilustraciones abarcan dos hojas.

El personaje principal está acompañado de su amiga, de muchos peces y de un curioso cangrejo que siempre está a su lado, cuando vienen y cuando se van los miedos, es ese compañero que está a las duras y a las maduras y siempre dispuesto a echar una mano a un amigo.

El autor de las ilustraciones, Rafael Gil, ha mezclado pinturas y recortes para dar gracia, color y volumen al dibujo, ya sea con esos retazos de tejido para el pelo o los trozos de lanas multicolores a modo de algas submarinas.

En resumen, un bonito álbum, muy interesante por el mensaje positivo que trasmite a los lectores y por la belleza de las imágenes que lo complementan perfectamente.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *