¿Quieres tocar a un dinosaurio?

¿Quieres tocar a un dinosaurio? Ilustraciones de Stuart Lynch. Bruño, 2018. Libros sensoriales. 10 pp., 10,95 €.

Por José R. Cortés Criado.

 

Simpático libro para los prelectores que se sentirán atraídos por el color de las imágenes y por las superficies sensibles al tacto.

En cada página nos avisa de los peligros que encierra si nos tropezamos con un dinosaurio y le tocamos cierta parte del cuerpo, pues, al parecer, eso no le gusta a ninguno de ellos.

Justo esa parte prohibida es la que está recubierta con material plástico de agradable tacto para que los bebés jueguen y noten sensaciones nuevas.

La portad de  libro nos presenta un dinosaurio con su cuerpo cubierto de pequeños pinchos de gomas amarillos que se doblan a la menor presión.

En la segunda página nos prohíbe tocar un dinosaurio con espinas en su espalda, esta es verde y rugosa formada por rayas y puntos.

También nos avisa para que no toquemos un dinosaurio con cuernos, si lo hacemos, notaremos en su cabeza y frente una superficie blanca con pequeñas puntitas agradables al tacto.

La siguiente imagen nos alerta de los que tiene garras afiladas y si le tocamos el cuerpo azul notaremos unas líneas quebradas diferentes al cartón de la página.

Lo mismo ocurrirá con una espalda formada por placas rojas cubiertas de pequeños cilindros o en un cuerpo violeta con forma de persiana rugosa.

Ingenioso libro creado para que los pequeños disfruten y se sorprendan tocando cada uno de sus dibujos, a la par que ejercitan la observación y la interacción.

No olvidemos la importancia que tiene el tacto en las edades tempranas para el desarrollo de la inteligencia.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: