La exposición ‘Pablo Serrano, retratista retratado’ llega a Zaragoza

Por Carmen F. Etreros.

 

ha inaugurado este 20 de junio la exposición Pablo Serrano, retratista retratado, en la que se plantea una doble mirada en torno al escultor de Crivillén. Tomando el género del retrato como eje central desde el que se observa al escultor, pero también al hombre. La muestra ha sido comisariada desde el centro con fondos propios y el préstamo de tres piezas pertenecientes a colecciones privadas.

La primera parte de la muestra está dedicada al Pablo Serrano retratista; cómo miró, reinterpretó y modeló la personaldiad de sus coetáneos a través de las Interpretaciones al retrato. Esta zona reúne un total de 18 retratos que conforman una galería de personajes que narra las relaciones personales y profesionales que Serrano entabló a nivel nacional e internacional dentro del mundo artístico y que son una manifestación del lugar que ocupó dentro del contexto cultural de la segunda mitad del siglo XX.

Me ha interesado siempre la interpretación del retrato. Porque en cada hombre hay un rostro físico y otro metafísico. Me interesa de cada ser humano esto, sus dos espacios: los que vive y habita. Le observo. Lo aprendo. Cuando ya le conozco, lo interpreto. Ya no necesito su presencia física. Más bien me estorba. 

Pablo Serrano

La segunda parte de la muestra se centra en el Pablo Serrano retratado; cómo le vieron e inmortalizaron en sus reportajes algunos de los fotógrafos más importantes de la época, que constituyen la cara pública que el autor quería proyectar de sí mismo.  Se trata de una selección de imágenes del archivo fotográfico del escultor que están estructuradas en diversos ámbitos: el escultor en su estudio, en pleno proceso de creación, en la intimidad de su casa o en sesiones fotográficas de estudio que, vistas en conjunto, perfilan las distintas etapas vitales del autor. Un conjunto fotográfico con valor artístico y documental, que testimonia la creación fotográfica de la época y al Serrano artista en relación con sus obras, en el contexto de su creación.

La exposición se cierra con una reflexión sobre cómo Pablo Serrano se vio a sí mismo, a partir de dos autoretratos que nos permiten descubrir esa «automirada» en la que se incluye la presencia de Unamuno, personaje con el que Serrano jugaba a la identificación como traslación de la admiración intelectual que sentía por él.

Pablo Serrano, retratista retratado

IAACC Pablo Serrano
Paseo María Agustín, 20, 50004 Zaragoza

Más información en la web

 

 

.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *