‘¿Castillo? ¿Qué castillo?’ de Carmela Trujillo

¿Castillo? ¿Qué castillo? de Carmela Trujillo. Ilustraciones de Antonio Sánchez. Editorial Cosquillas, 2018. 270 x 225 mm, 36 pág., (+ 5 años) 15 €.

 

Por José R. Cortés Criado.

 

Lo primero que te llama la atención al abrir el libro son los magníficos dibujos de Antonio Sánchez y cuando lo lees compruebas lo importante que es que escritora e ilustrador conecten, porque el resultado es un álbum maravilloso donde texto e ilustraciones se complementan perfectamente.

Luego la trama. El alumnado de primeo va de excursión, la señorita los lleva a visitar un castillo. Todos, despacio, muy despacito, van subiendo al autobús. Ether se sienta junto a Joel por indicación de la maestra y comienza la aventura.

Estos dos amigos comienzan a imaginar lo que desean ver en el castillo: princesa, rey, dragón, duendes y fantasmas. Cada uno desea una cosa, así uno teme a los fantasmas, otra al fuego del dragón; entre temores y deseos llegan a su destino.

Y con ello la desilusión, porque allí no está el castillo imaginado, sino unas ruinas de aquel majestuoso castillo y preciosos jardines, pero a los niños eso les preocupa poco, porque ya han olvidado sus deseos anteriores y ahora son exploradores en unos jardines únicos y se transforman en animales llenos de vitalidad que suben, bajan y trepan como si en ello les fuese la vida.

Al final regresan a casa convertidos en seres muy felices que han disfrutado un magnifica día de excursión en plena naturaleza.

Carmela Trujillo hace gala de su buen hacer como escritora y deja libre su imaginación para llevar a estos pequeños a un mundo mágico fruto de sus ensoñaciones al que todos desearíamos ir también.

Si interesante son los diálogos de los dos amigos, otro tanto lo son las ilustraciones que dan forma y color a sus ideas. Magníficos esos niños de grandes caras sonrosadas y ojos brillantes, cuerpo delgado y zapatos enormes.

Antonio Sánchez sabe mostrar con imágenes esa ilusión infantil con un gran rey de larga capa y dorada corona, un campo de tonos verdes donde viven los duendes bajo setas gigantes, un descomunal fantasma, una superdragona, un simpático saltamontes, una gran gama de niños-animales, una jungla llena de mariquitas, caracoles y saltamontes y ese espectacular quetzal que nos acompaña página tras página.

En cada página se pueden ver multitud de pequeños detalles que complementan la imagen principal, ya sea bolas que parecen flotar, caracoles, hojas, flores, espirales, coronas, pájaros, musgo, corazones, tortugas o koalas.

Muy buen álbum que hará las delicias de todo aquel que abra sus páginas y se deje llevar a ese lugar mágico donde transcurre la trama.

La cuidada presentación de este álbum de pasta dura muestra el interés de la editorial Cosquillas por los libros dedicados a los primeros lectores.

Si quieres conocer otros libros de Carmela Trujillo pincha aquí.

 

 

 

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *