Novedad Septiembre: Tusquets publica la primera novela de Henning Mankell ‘El hombre de la dinamita’

 

Publicada en 1973, El hombre de la dinamita es la primera novela que escribió Henning Mankell. El escritor sueco ya daba una visión social y políticamente comprometida. Este libro completa su imagen como escritor, como hombre hecho a sí mismo y con un profundo sentido moral de la vida.

Norrköping, Suecia, 1911. Los periódicos locales dan brevemente la noticia de que Oskar Johansson, dinamitero de veintitrés años, ha muerto a consecuencia de un trágico accidente producido durante la voladura de un túnel. La nota nunca se desmintió, pero Oskar Johansson sobrevivió, aunque quedó gravemente herido y con secuelas atroces; es más, se casó, siguió trabajando hasta su jubilación, y no murió hasta 1969. Narrado a través de distintas voces y originales perspectivas, el relato de la vida de Oskar, con
sus sueños y esperanzas, su rutina y sus desalientos, no sólo da cuenta de un destino, sino que también traza una imagen aguda y vibrante de la situación obrera en la primera mitad del siglo XX.

El autor

Henning Mankell (Estocolmo, 1948-2015) es conocido en todo el mundo por su serie de novelas policiacas protagonizadas por el célebre inspector Kurt Wallander, traducidas a cuarenta y dos idiomas, aclamadas por el público, merecedoras de numerosos galardones (como, entre nosotros, el II Premio Pepe Carvalho) y adaptadas al cine y la televisión (entre otros, por el actor Kenneth Branagh). Tusquets Editores ha publicado la serie completa junto a otras trece obras, entre ellas el thriller titulado El chino y el relato memorialístico Arenas movedizas.

Henning Mankell visitó África por primera vez en 1973, el mismo año que publicó su primera novela. Allí se convirtió en el director artístico del Teatro Avenida en Maputo, Mozambique, en 1986. Africa le regaló a Henning una nueva perspectiva sobre Suecia y Occidente. Cuando decidió dividir su tiempo entre Mozambique y Suecia, Henning dijo: “Permanezco con un pie en la nieve y el otro en la arena”.

 

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *