ARDE MADRID y cómo arde: Ava Gardner, Perón, Lola Flores y mucha fiesta

Por Carmen F. Etreros.

 

La alocada estancia de la actriz Ava Gardner en los años 60 en Madrid se ha convertido en una leyenda más de la ciudad. Fiestas, alcohol, sexo, flamenco hasta altas horas de la noche…  Arde Madrid,  la serie codirigida por Paco León y Anna R. Costa para Movistar nos traslada al momento del fallecimiento de Hemminway y como la artista norteamericana se trasladó a vivir a nuestro país para vivir unos años de desenfreno y fiesta. Lo curioso fue que en el edificio, basado en la historia real, vivía también el matrimonio Perón que estaba harto de sus fiestas hasta altas horas de la mañana y le parecían “Sodoma y Gomorra”.

La actriz, interpretada por Debi Mazar, se siente perdida tras la muerte de su amigo Hemminway “todo se lo preguntaba a él, and now, no sé qué mierda voy a hacer con mis preguntas”. En sus ocho capítulos se refleja su imprevisible carácter, las tensas conversaciones con Frank Sinatra o sus reticenciascon el productor Samuel Bronston para incorporarse al reparto de la película de Nicholas Ray 55 días en Pekín.

Una historia potente a la que los guionistas dan paso gracias a otra: la vida y liberación sexual de Ana Mari, una instructora de la Sección Femenina (SF) de Falange Española.  Una mujer seca, coja y de poco mundo que entra a servir en la casa de la actriz simulando un matrimonio con el chófer Paco León para espiar “los comportamientos y contactos con células comunistas de la actriz”. Ana Mari va apuntando en su libreta lo que ve raro pero también va conociendo gracias a la vida indecente, como ella dice de la actriz, otra forma de vivir posible para una mujer.

Además de Ana Mari y Manolo, interpretados magistralmente por Inma Cuesta y Paco León, está otra sirvienta joven Pilar, a la que da vida Anna Castillo. El trato diario con esa vida de fiesta le lleva a olvidar todo lo que había aprendido en cuanto al papel de la mujer y su sexualidad.

Una serie bien construida con planos en blanco y negro en los que nos traslada a la época de la sección femenina, el rastro, al trapicheo y la venta de antiguedades, la vespa, el mundo de los gitanos, la admiración por los americanos… Merece destacar la secuencia en la que una Mariola Fuentes desatada interpreta a Lola Flores bailando en el bautizo de su hijo Antonio rodeada por Ava Garner, Carmen Sevilla interpretada por Melody, la duquesa de Alba por su hija Eugenia, Raquel Infante como Marujita Díaz… Un casting a medida de una serie de altura.

Arde Madrid arde en cada uno de sus ocho capítulos y nos traslada a una época en la que el glamour se confundía con la fiesta y el desenfreno. Una buena serie que no hay que perderse.

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *