El 36 Festival de Otoño arranca esta semana con La Re-sentida, Simon Stone, Pablo Fidalgo y Bertrand Lesca y Nasi Voutsas

 

Nueve años después de su cambio de estación y temporalidad, el Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid regresa a su formato original y en su primera semana acogerá cinco montajes del más alto nivel.  El jueves 15 de noviembre las propuestas escénicas de la compañía chilena La Re-sentida y del dramaturgo gallego Pablo Fidalgo -en la Sala Verde de los Teatros del Canal y en la Sala Cuarta Pared respectivamente- abrirán la 36ª edición del festival. Dos estrenos en la capital que supondrán el pistoletazo de salida a tres semanas -hasta el 2 de diciembre- del mejor teatro nacional e internacional.

Bautizados como “los punks del teatro chileno” y formada en 2008 por diferentes artistas del país sudamericano que pretendían romper con los convencionalismos, La Re-sentida, compañía dirigida por Marco Layera, traerán a Madrid el mismo espíritu transgresor que les ha llevado a la Schaubühne berlinesa o a festivales como Aviñón. En su primera aparición en la capital mostrarán la obra que les abrió las puertas de Europa: Tratando de hacer una obra que cambie el mundo, donde un grupo de actores que lleva años encerrado en un sótano ajeno a la realidad, obsesionado con crear una función que cambie la sociedad. Su encierro se desmorona cuando recibe la noticia de que un nuevo gobierno ha llegado al poder y ha erradicado la pobreza y las injusticias sociales del país.

Frente al conformismo del teatro burgués, sus radicales puestas en escena nunca dejan indiferentes a sus espectadores. Para La Re-sentida, el teatro no es un lugar en el que quepa la autocomplacencia, sino un campo de batalla en el que poner en tela de juicio la realidad. Tratando de hacer una obra que cambie el mundo podrá verse del 15 al 17 de noviembre (20.00 h).

Al mismo tiempo, la jornada inaugural del festival vendrá también de la mano del vigués Pablo Fidalgo, que el mismo jueves 15 presentará Anarquismos (Por el medio de la habitación corre un río más claro). Una pieza sobre la ausencia, los relatos oníricos, el miedo y el silencio. En ella se cuenta el sueño de un hombre adulto que recuerda la casa y a los tres compañeros con los que compartió sus primeros años de juventud. Estructurada como un poema épico y como un retrato de grupo, el montaje se inspira en la visión de los vencidos, de los marginales y de los instantes decisivos donde aquellos que tuvieron algo en común, ideas y utopías, dejan de tenerlo. Estará en cartel del 15 al 17 de noviembre en la Sala Cuarta Pared (21.00 h).

Metidos ya en el sábado, llegará a la Sala Roja de los Teatros del Canal uno de los directores más cotizados de la escena internacional, Simon Stone. El también dramaturgo acercará el mito griego de Eurípides Medea a la actualidad junto al prestigioso Internationaal Theater Amsterdam. Esta moderna versión de la tragedia de Eurípides se estrenó en 2014 en la capital de los Países Bajos ante el entusiasmo de la crítica internacional. Stone se inspiró en una suceso que leyó en la prensa para traer el mito griego a nuestros días: el caso de Debora Green, una médico que prendió fuego a su casa en 1995, con sus dos hijos dentro, tras haber sufrido un turbulento divorcio. Tras su paso por el Festival de Otoño, Medea desembarcará en el Barbican Centre londinense. Las dos únicas oportunidades para verla en Madrid serán el 17 y 18 de noviembre (20.30 h).

Por último, el tándem de artistas emergentes británicos formado por Bertrand Lesca y Nasi Voutsas visitará por primera vez Madrid con sus creaciones EUROHOUSE y PALMYRA, celebradas por la crítica internacional como “teatro sutil y subversivo, relevante y poderoso, brillante y lleno de ingenio”.

EUROHOUSE  tiene como telón de fondo la crisis griega, con el referéndum de 2015, en el que 61% de la población griega votó en contra de las duras condiciones impuestas por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Estará en La Abadía los días16 (19.30 h) y 17 (19.00 h) de noviembre.

PALMYRA -tildada por la crítica internacional como “sorprendentemente eficaz, incisiva y bulliciosa” (The Times)- fue estrenada en el prestigioso Fringe de Edimburgo en agosto de 2017, con el mismo éxito de su antecesora. En esta ocasión, el dúo se inspiró en la destrucción de la ciudad de Palmira por parte del ISIS (la ciudad siria poseía un imponente patrimonio histórico que fue destruido por el Estado Islámico), reflexionando sobre la venganza y lo que la barbarie significa. Podrá verse en La Abadía el17 (21.00 h) y 18 (19.30 h) de noviembre, y en el Corral de Comedias los días 23 y 24 (20.30 h).

Lesca y Voutsas se han hecho famosos por ser capaces de medir la temperatura de los tiempos revueltos en los que vivimos a través de un trabajo cercano al del clown. Sus espectáculos son letalmente divertidos y la risa se mezcla con la violencia.

IL N EST PAS ENCORE MINUIT

“UN LUGAR DE ENCUENTRO DONDE NO DEJEN DE SUCEDER COSAS”

Además de la muestra de algunos de los montajes más destacados de la escena nacional e internacional, esta nueva edición el Festival de Otoño ha querido hacer una apuesta por el trabajo de campo y la experimentación dentro de su programación de actividades paralelas, en las que se incluirán residencias, encuentros, talleres, conversaciones con artistas y otros formatos abiertos al público.

En su primera semana -del 12 al 18 de noviembre- el Festival de Otoño propondrá dos residencias artísticas en el Centro de Danza Canal. La primera, GEN Z: Searching for Beauty, liderada por los directores Salvatore Calcagno y Antoine Neufmars y estrenada con gran éxito en Bruselas. En ella se trabajará con jóvenes madrileños nacidos después de 1995 -sin necesidad de experiencia teatral previa- acerca de lo que significa ser joven hoy en día: sus códigos y su manera de relacionarse entre ellos y con el mundo que les rodea.

Por otro lado, el director, dramaturgo y actor argentino Federico León propondrá Yo escribo, vos dibujás, donde investigará las distintas escenas que conforman su nuevo espectáculo con un grupo de 23 participantes locales. Juntos abordarán el marco teórico del montaje, como parte de un proceso que desembocará en la puesta en escena de la pieza en la próxima edición del Festival de Otoño, y que estrenará en marzo a en Teatro Nacional Cervantes de Buenos Aires.

También, el próximo 16 de noviembre en la sala de prensa de los Teatros del Canal tendrá lugar la conversación de Pablo Fidalgo, Marco Layera y María Folguera ¿Un teatro de guerrilla?. Una actividad abierta al público hasta completar aforo. Dos días más tarde, el 18, Bertrand Lesca y Nasi Voutsas mantendrán un encuentro con el público tras la representación de PALMYRA en La Abadía.

Con esta variada apuesta, para Carlos Aladro, director artístico del Festival de Otoño, este “quiere ser un lugar de encuentro donde no dejen de suceder cosas. Una cita que suma exhibición, investigación, formación y diálogo activo para público y profesionales”. De esta manera, el festival supondrá “una herramienta que invita a la exploración, al análisis, al debate, a la mediación y a la experimentación. Un ágora y un espacio para la visibilización internacional de las artes escénicas españolas y madrileñas”.

NUEVAS MIRADAS Y UNA APUESTA POR EL DESCUBRIMIENTO

Fiel a su vocación de programar a grandes artistas y de ser, además, motor del descubrimiento de nuevos creadores y compañías, el Festival de Otoño se presenta en esta 36 edición como un gran espacio heterogéneo y sinestésico, abierto y crítico.  El 36 Festival de Otoño contará con una gran diversidad de géneros y formatos (performance, teatro de texto, teatro físico, instalación performativa, danza y circo contemporáneos…). Un cartel compuesto por un total de 21 espectáculos y 5 laboratorios de creación de artistas y compañías procedentes de 15 nacionalidades (Chile, Portugal, España, Países Bajos, Reino Unido, Francia, Uruguay, Irán, Lituania, Bolivia, Brasil, Italia, Argentina, Grecia y Polonia).

En esta 36 edición, nuevas casas se suman a la familia del festival y las representaciones y actividades tendrán lugar en 9 espacios escénicos de referencia de la Comunidad de Madrid: los Teatros del Canal, el Teatro de La Abadía, la Sala Cuarta Pared, el Teatro Pradillo, El Pavón Teatro Kamikaze, La Casa Encendida, el Museo Reina Sofía, la Casa de América y el Corral de Comedias de Alcalá de Henares.

En el 36 Festival de Otoño resuenan nombres tan imprescindibles como los de Simon Stone, Joël Pommerat, Sergio Blanco, Krystian Lupa o Forced Entertainment, así como el trabajo de jóvenes artistas madrileños y españoles (Alberto Cortés, Titzina, Pablo Fidalgo, Julia de Castro y María Folguera) o  creadores insólitos y relevantes a nivel nacional (Elena Córdoba, Cuqui Jerez y Adolfo Simón). También se garantiza una presencia estable de Latinoamérica, como referente imprescindible de nuestra cultura (Sergio Blanco y Marco Layera con su Teatro La Re-sentida), y el acercar a Madrid el trabajo de grandes figuras europeas aquí desconocidas (Łukasz Twarkowski, Nassim Soleimanpour, Bertrand Lesca y Nasi Voutsas), sin olvidar el teatro accesible (con Stopgag Dance Company y El Pont Flotant) o guiños a la mejor literatura universal (Medea, de Eurípides; Ante la jubilación, de Thomas Bernhard; y fragmentos de textos de Santa Teresa de Jesús).

 

Más información en la web www.madrid.org/fo/2018/

 

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *