El regreso de la niñera más famosa del mundo

Por Elena Fernández Rodríguez.

El regreso de Mary Poppins llegó a nuestros cines el 21 de diciembre del pasado año dispuesta a arrasar. Cincuenta y cuatro años después de que se estrenara la primera película, Mary Poppins ha vuelto a conquistar el corazón de los seguidores más fieles de este clásico de Disney. El éxito de esta adaptación ha sido tal que está nominada a cuatro premios Oscar, cuatro Globos de Oro y tres premios Bafta.

En esta ocasión, la historia transcurre varios años después. Jane y Michael Banks, los niños a los que Mary Poppins cuidaba en la primera película, han crecido y han seguido caminos muy diferentes. Sin embargo, Michael continúa viviendo en la casa familiar junto a sus tres hijos. Tras haberse quedado viudo y pasar por una mala situación económica, Michael parece haber tocado fondo. En ese preciso momento, Mary Poppins hace su aparición estelar y acude en su ayuda. Junto a ella y a su hermana, la familia Banks sale adelante.

Emily Blunt ha sido la encargada de interpretar el papel de Mary Poppins. Si bien es cierto que era una tarea complicadísima teniendo en cuenta lo bien que lo hizo Julie Andrews allá por 1964, Blunt ha dejado el listón muy alto. Su actuación es impecable y ha conseguido que los espectadores se enfrasquen totalmente en la historia. Llama mucho la atención que su interpretación no esté entre las nominaciones de los Oscar de la película. El personaje del deshollinador que interpretó Dick Van Dyke no ha corrido tanta suerte. Lin-Manuel Miranda ha sido el encargado de dar vida a Jack el farolero. Se trata de un personaje enternecedor que ayuda a que la historia sea más fructífera, pero no tiene el gancho de Van Dyke y no está a la altura de Mary Poppins.

A pesar de que la historia tiene similitudes con la primera película, esta adaptación tiene un aire totalmente diferente. En ella encontraremos guiños a ciertas escenas de la versión de 1964 y también personajes y tramas nuevos que dan un aire distinto a Mary Poppins. Aunque es cierto que a los seguidores más fieles puede causarles extrañeza y no convencerles, debemos tener en cuenta que si fuera una copia exacta esta película podría no haber conseguido el éxito que ha obtenido. Innovar y renovarse forma parte del progreso y a Mary Poppins le ha sentado de maravilla. Además, encontraremos cameos como el del propio Dick Van Dycke y la mismísima Angela Lansbury, conocida por participar en La bruja novata y Se ha escrito un crimen.

No debemos olvidarnos de que El regreso de Mary Poppins es también un musical. Al igual que ocurre en la primera, sus canciones consiguen emocionar y cautivar al público. Sin embargo, recomendamos escuchar también las canciones inglés en caso de haberlo hecho en español. En ambos idiomas son increíbles, pero en la versión original ganan todavía más.

El regreso de Mary Poppins se ha convertido en una de las adaptaciones de Disney más aclamadas por el público. Se trata de una película divertida y que cautivará todos aquellos que sientan debilidad por los grandes clásicos de la franquicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: