‘La Vie en Rose’ inunda de rosa el Museo del Traje

Por Elena Fernández Rodríguez.


Durante el mes de noviembre del pasado año se inauguró en el Museo del Traje La Vie en Rose, una exposición temporal sobre la evolución del color rosa a lo largo de la historia. La finalidad de la exposición consiste en profundizar en el papel que ha tenido el rosa y sus diferentes tonalidades en el mundo de la moda desde el siglo XVIII hasta nuestros días. A partir del Rococó y pasando por diferentes estratos sociales, dicho color ha llegado a la actualidad de una manera muy diferente a la de entonces y para ello ha tenido que atravesar por multitud de cambios.

El rosa ha aparecido a lo largo de toda la historia. Desde tiempos inmemorables se ha utilizado en la pintura, en la escultura y en cualquier tipo de arte, incluso en el maquillaje. Sin embargo, no se trata de un color al que se pueda acceder a través de alguna fuente natural. Surgió de la mezcla del rojo con el blanco o de la disolución del mismo rojo con rojo. Posteriormente, tras probar durante siglos diferentes métodos basados en fuentes animales, vegetales y mineral, en el siglo XIX surgieron los primeros tintes químicos artificiales y a partir se mejoró la técnica hasta llegar a nuestros días.

A su vez, el color rosado y cada una de sus tonalidades han conquistado muchos sectores de la moda. A lo largo de toda su historia, ha evolucionado conforme a los distintos parámetros sociales que reinaban en cada época. En el siglo XVIII, el uso del rosa era muy común en las vestimentas de hombres, mujeres y niños. La llegada de los Borbones a España propició que la moda dejase un poco apartado al color negro para dar un papel más importante al rosa. Tras la Revolución francesa se instala un nuevo color alejado de la paleta pastel típica del Rococó que servirá para identificar a la burguesía y los nuevos valores del Neoclasicismo. Posteriormente, la situación volverá a cambiar durante el siglo XIX, cuando el hombre romántico pasará a llevar solo algunos complementos en rosa y será el vestuario de las mujeres quien tome todo el protagonismo.

Desde ese momento hasta nuestros días, la moda ha ido modificando y renovando el concepto y las tonalidades del color rosa a su antojo. No solamente podremos ver la evolución del color según la época o el género al que haya sido asignado, sino que también podremos ver cómo ha influido en ámbitos tan diferentes como la Iglesia católica, el mundo de los toros, el deporte o los juguetes. Todos aquellos que tengan curiosidad y que quieran aprender más sobre este tema, pueden disfrutar de la exposición hasta el 3 de marzo en el Museo del traje.

Hasta 3 marzo

Museo del Traje

Avenida de Juan de Herrera, 22804

Mar-sáb: 09:30 – 19:00 horas.

Domingo- festivos: 10:00- 15:00 horas.

Cerrado: Lunes. 24, 25 y 31 diciembre, 1 y 6 enero

Más información en el siguiente link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: