‘Im-Perfecto’ de Jordi Sierra i Fabra

Im-Perfecto de Jordi Sierra i Fabra. Editorial Bruño, Colección Paralelo Cero, 2019.130 x 210 mm,, 160 pp., 9,95 €, (+ 12 años)


Por José R. Cortés Criado.


Sierra i Fabra nos trae en esta ocasión a un joven con la edad maldita de los roqueros, veintisiete años, que quiere triunfar en el mundo de la literatura, ser el mejor escritor de todos los tiempos para demostrar al mundo y, a su padre especialmente, que él es un buen escritor aunque al ser hijo de un reputado novelista ha vivido oculto por la luz de la estrella paterna.

Jordi Salvador Mur estudió informática y robótica antes de dar el salto a la Literatura. Gracias a sus conocimientos creo a Max, un superordenador. Capaz de procesar millones y millones de datos y de escribir novelas. Estamos en el año 2025.

El éxito de su primera novela es un éxito sin precedentes en todo el mundo. Jordi está pletórico, su secreto mejor guardado funciona; tiene un “negro” magnífico. La crítica es excelente para su primera obra, el joven vive en una nube, todo le sonríe y, sobre todo, ha conseguido destacar en el mismo terreno que su padre, esto lo hacía muy feliz.

Ruedas de prensas, programas televisivos, giras mundiales…todo para promocionar el libro de moda. Las críticas son magníficas, casi todas coinciden; salvo alguna que plantea que el libro resulta frío. Frío, esa palabra lo persigue.

Conoce a una chica periodista que le atrae mucho, se siente solo en medio de una cohorte de aduladores, sueña con su segunda novela, le preocupa esa consideración de que es una obra fría. Está deseando volver a Barcelona, entrar en su lugar secreto y ver qué ha escrito Max.

Tiene un plan, corregir lo escrito por Max, así comienza a hacerlo cuando recibe las primeras páginas de la futura novela, desde este momento el joven y su máquina intercambian ideas, sugerencias y cambios para evitar la frialdad en la trama.

Jordi es el amo, controla todo o eso cree, porque últimamente nota que Max reacciona de forma diferente a como lo hacía antes, parece más humano, y no le gusta que el joven retoque su obra, es suya y perfecta, así que no admite cambios.

Ese duelo hombre máquina está presente, Jordi tiene ansias de acabar esta nueva obra. Max cree que será mejor porque procesó mayor número de libros antes de iniciar la escritura. Las dudas le asaltan, ¿será la segunda novela otro éxito similar, seguirá siendo fría?

Sierra i Fabra plantea un tema que en un futuro muy próximo puede ser posible, si no lo es ya. Él, que tiene unos quinientos libros publicados y ha sido criticado por más de uno de tener a varios escritores a sueldo que escriben para él, plantea este tema de forma natural, como si fuese posible.

Aunque él y su personaje homónimo saben que eso se puede hacer pero no con la pasión, las dudas, las improvisaciones, la calidez que solo el ser humano es capaz de darle a la palabra escrita.

El final puede ser deducido por los preliminares, aunque Sierra i Fabra nos tiene acostumbrado a finales rápidos e inesperados.

La relación hombre máquina está presente en otras muchas obras de este autor desde hace más de treinta años, desde su muy famosa Trilogía de las Tierras hasta este Im-perfecto.

Es otra novela ágil, de lectura rápida que te atrapa desde su inicio y no te suelta hasta que llegas al desenlace, y te recuerda que nadie es perfecto y la imperfección del ser humano es la que lo hace único y maravilloso.

Muy precisa novela en la que el escritor hace de tal y de máquina casi perfecta que escribe novelas. Ambos textos, el del autor y el de la supuesta máquina, conviven en sus páginas.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *