Resumen de ‘El alquimista’ y sus paisajes

El alquimista es una novela escrita por el brasileño Paulo Coelho que ha sido traducida a más de 63 lenguas y publicada en 150 países. Considerado ya como un clásico relata las aventuras de Santiago, un joven pastor andaluz que un día emprende un viaje por las arenas del desierto en busca de un tesoro. Lo que empieza como la búsqueda de algo mundano, se convertirá en el descubrimiento del tesoro interior.

Paulo Coelho de Souza es un novelista, dramaturgo y letrista brasileño que se ha convertido en uno de los escritores novelistas más leídos del mundo. En la actualidad cuenta con más de 200 millones de libros vendidos en más de 150 países, traducidos a 81 lenguas. Además de El alquimista destacan títulos como El peregrino, Verónika decide morir, Once minutos, El Zahir o La bruja de Portobello.

Una novela que evoca el poder transformador de nuestros sueños y la importancia de escuchar a nuestros deseos y corazones. Una novela que cree que cuando una persona desea realmente algo, el Universo entero conspira para que pueda realizar su sueño. Para el protagonista el alquimista es alguien de cambiar el mundo. Es el maestro del muchacho y sabe la ciencia de la alquimia. Es quien lo guía en todos los caminos y lo ayuda a alcanzar todos sus objetivos.

El alquimista se ha convertido en una novela inolvidable que ha vendido más de 65 millones de ejemplares en todo el mundo. Una novela también sobre la importancia del azar en nuestra vida y como puede cambiar en un momento nuestro destino.

En el libro podemos encontrar lugares tan variados de España como las llanuras de Andalucía, una iglesia abandonada o Tarifa. También otros espacios como Marruecos, el desierto del Sahara, un oasis o las pirámides de Egipto. Lugares inspiradores como el río pisuerga que forma pequeñas lagunas y regatos que desaguan en una sima y que cuenta con un recorrido subterráneo de 3000 metros, el caudal reaparece en la Fuente del Cobre.

El trayecto lleva a Santiago después de varias aventuras hasta África y al desierto. Lugares desconocidos para el protagonista donde tendrá que enfrentarse a nuevas lenguas y culturas. Es fundamental su paso por Tarifa, por ejemplo, el pueblo de Andalucía, donde el muchacho llevará a las ovejas a esquilar, pero se encontrará con el rey. Este personaje le relatará su leyenda personal y le contará que en el pueblo hay un lugar elevado desde donde se puede divisar África y se puede sentir el viento procedente del desierto.

Además, se verá obligado a aprender a escuchar los dictados de su corazón y a descifrar el lenguaje que está más allá de las palabras y que se encuentra en el destino y la vida.

Para muchos El Alquimista se ha convertido en una guía espiritual en la que se pueden encontrar respuestas vitales a problemas y situaciones complicadas de la vida. Incluso es considerada como una obra maestra que ayuda a cambiar nuestra vida gracias a su filosofía y enseñanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: