La obra grabada de Mariano Fortuny en la nueva exposición del Museo Carmen Thyssen Málaga

Árabe velando el cadáver de su amigo, 1867 (detalle). Aguafuerte y aguatinta, 216 x 410 mm (segunda tirada). Colección particular.

 

La Sala Noble acogerá, a partir del próximo 29 de octubre, una selección de las estampas más destacadas de la producción del artista catalán, contando la muestra con la colaboración de la Fundación Cajasol. 

El Museo Carmen Thyssen Málaga expondrá en su Sala Noble los principales grabados realizados por el artista catalán Mariano Fortuny. La nueva muestra podrá visitarse a partir del próximo 29 de octubre hasta el 2 de febrero de 2020. 

Mariano Fortuny y Marsal (1838-1874), maestro indiscutible de la pintura española del siglo XIX, fue autor de una obra muy moderna y experimental cuya prometedora evolución quedó truncada por su prematuro 

fallecimiento, a los 34 años, en Roma. Partiendo de la pintura como dedicación principal, su aproximación al grabado es la propia de un pintor-grabador, buscando trasponer a las planchas los efectos pictóricos de sus obras, en las que la luz y una factura suelta son protagonistas. En apenas una treintena de grabados, de temas variados, el reusense exploró las posibilidades expresivas del aguafuerte y el aguatinta, demostrando una maestría técnica y un perfeccionismo (patente en las numerosas pruebas y modificaciones de las planchas) que le equipara a otros grandes pintores-grabadores españoles como Ribera o Goya. 

Se trata pues de un artista de primera fila en la historia del grabado en España, cuyas obras, cedidas para la ocasión por el coleccionista Enrique Juncosa Darder, permitirán al público aproximarse a la que, junto con su amplísimo corpus de dibujos, es sin duda la producción más personal del artista. 

Entre los temas representados, la muestra destacará los de inspiración clásica, los costumbristas, un género que Fortuny cultivó con asiduidad, tanto en pintura como en grabado, y los orientalistas, que fueron los primeros asuntos que trató en sus grabados y los que también son eje de la exposición temporal Fantasía árabe. Pintura orientalista en España (1860-1900), que se inaugurará el próximo 12 de octubre, de la que el artista catalán es uno de sus máximo representantes, iniciador del género desde una perspectiva moderna a comienzos de la década de 1860 a raíz de sus viajes a Marruecos, convirtiéndose en referente de numerosos artistas contemporáneos que, como él, visitarán también el norte de África. 

La exposición Fortuny grabador, que cuenta con la colaboración de la Fundación Cajasol, testimonia pues la maestría técnica del artista en un género, el grabado, del que fue él mismo coleccionista (tuvo estampas de Rembrandt, Ribera y Goya) y que, aunque practicó de manera esporádica y secundaria, y tuvo también a través de su marchante parisino, Adolphe Goupil, una finalidad comercial, conforma hoy un extraordinario conjunto artístico, en el que dio rienda suelta a su libertad creativa y a sus dotes artísticas, logrando, como recordaba su amigo y rendido admirador Théophile Gautier, en 1870, dar «a la realidad más verdadera una apariencia misteriosa y fantástica».

Fortuny grabador

Del 29 de octubre de 2019 al 02 de febrero de 2020

Comisariado: Lourdes Moreno.Exposición en la Sala Noble del Museo

Horario: De martes a domingo de 10 a 20 h.

Más información en el Museo Thyssen Málaga

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: