Los juegos de construcción siguen estando en el top 10 dentro de los juegos educativos y didácticos para niños hasta 8 años

Se acerca la Navidad y las pantallas del televisor se llenan con la publicidad de miles de juegos interactivos o electrónicos. Pero los niños necesitan también otro tipo de juegos para su desarrollo. Hasta los 8 años los juegos de construcción siguen siendo los mejores dentro de los juegos educativos y didácticos.

A todos los niños les encanta jugar a las construcciones desde el primer año de vida hasta casi la preadolescencia. Siempre combinando el tipo de piezas y la dificultad de la construcción para su edad. Juegos sencillos que les entretienen y divierten pero además tienen beneficios para su desarrollo cognitivo y emocional.

La mayoría de estos juegos de construir consisten en apilar, destrozar y volver a empezar aunque también los podemos encontrar de encajar o enroscar piezas. Los juegos de construcción desarrollan el ingenio de los niños y les ayudan a construir casas, castillos, ciudades, coches u otros objetos interesantes.

Siempre hay que elegir juegos que estén ajustados a la edad y a las habilidades del niño para que puedan disfrutar. No podemos ofrecerles juegos que les aburran porque les resulten muy fáciles ni tampoco algunos tan difíciles que sean demasiado complicados para ellos.

Los juegos de construcción son importantes para el desarrollo cognitivo de los niños y su desarrollo emocional y social. Entre sus beneficios se reconoce por los expertos que mejoran la coordinación óculo-manual, favorecen la psicomotricidad fina de manos y dedos, desarrollan habilidades visoespaciales y visoperceptivas, mejoran la atención y concentración y estimulan las funciones cerebrales de organización. Además permiten el aprendizaje de conceptos matemáticos básicos, leyes fundamentales de la física e incluso pueden mejorar su capacidad de expresión oral.

En la actualidad podemos encontrar en el mercado una gran variedad de juegos de construcción e imitación. Con los juegos de construir descubrirán la magia de aprender a unir piezas buscándole un sentido y mejorando poco a poco sus habilidades cognitivas. Los más pequeños suelen disfrutar con la construcción de figuritas sencillas adaptadas a su edad. Los más mayores podrán construir cosas más complejas, como avionetas, coches o incluso robots. Juegos de construcción que se pueden ir complicando año a año. Un entretenimiento divertido y didáctico al mismo tiempo.

También son muy divertidos para los niños los juegos de imitación en los que aprenderán a imitar actitudes y actividades de los mayores, con los muñecos y su ropa. Por ejemplo pueden jugar a ser médicos, en el taller con las herramientas, en el supermercado con la comida y el carrito de la compra, o en casa jugando a las cocinitas. Un juego tradicional que fomenta su imaginación y que seguro les encanta.

Además de estos juegos son interesantes para los niños los puzzles y los juegos de mesa como el parchís, la oca o el Monopoly. Una forma diferente de jugar que seguro que les divierte a tus hijos, les aleja por unas horas de las pantallas y mejora su desarrollo cognitivo y emocional. Ayuda a tus hijos a cambiar de juegos por unas horas. Te lo agradecerán en un futuro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: