Entrevista al escritor de novela negra nórdica Ragnar Jónasson

Su nombre quizá no diga mucho aún a los lectores españoles, pero la crítica internacional ya lo ha incluido entre los grandes de la novela negra nórdica. Eso sí, Ragnar Jónasson no es noruego, ni sueco, sino islandés y es en Islandia donde transcurre La sombra del miedo (Seix Barral), primera entrega de la Serie Islandia Negra.

P. Su biografía destaca que empezó muy joven a traducir novelas de Agatha Christie al islandés, y que ha traducido unas 14. ¿De dónde viene esa pasión?

R, En efecto, empecé a leer a Agatha Christie cuando era muy joven, a los 12 o 13 años. Sus libros me entusiasmaron de inmediato, así que empecé a traducirlos también muy joven. Escribir y traducir son la misma pasión, la pasión de crear. Traduje esos libros durante muchos años, pero cuando empecé a escribir mis propias novelas, el oficio de escritor se impuso al de traductor.

P. La crítica de hoy en día no es generosa con Agatha Christie. Sus novelas ¿han envejecido mal?

R, La mayoría de ellas son aún muy buenas, algunos quizá nunca fueron excelentes pero sus mejores obras siguen siendo realmente buenas.

P. La misma crítica ha destacado la influencia de Agatha Christie en su trabajo. ¿Le salió así o es un homenaje hecho a conciencia?

R. Creo que se debe a que había leído tantos libros suyos… y a que, cuando empiezo escribir, escribo los libros que me gustaría leer. Por eso creo que la obra de Christie se refleja tanto en la mía.

P. Usted tiene algo que Christie no tenía: el paisaje islandés. ¿Qué influencia tiene en su narrativa?

R. Mucha porque es único, hay muchos contrastes, tenemos largos días en verano y mucha oscuridad en invierno, el tiempo es imprevisible, la naturaleza es hermosa… Es en verdad inspirador, disfrutar mucho utilizándolo en mis libros.

P. ¿Y el idioma? Para nosotros, el islandés es un idioma muy complejo, extraño. ¿Qué nos perdemos al no leer sus novelas en versión original? 

R. ¡Espero que no mucho! Siempre se pierde un poco pero normalmente tengo traductores excelentes, no puedo leer español, pero sé que los traductores al español son realmente buenos.

P. Mientras algunos autores lo apuestan todo a la tecnología, usted hace un canto a la labor de los policías locales. ¿Qué hay de abnegado, de trágico, de atractivo en su trabajo?

R. Si no tienes tecnología puedes centrarte en las personas, en la psicología, en intentar entender qué es lo que pasa. Muchos de mis libros están ambientados entre 1980-1990, hace 20-30 años, antes de los teléfonos móviles, de internet, del ADN…. Para mí es más interesante escribir libros ambientados en tiempos más sencillos, así me puedo centrar en el misterio.

P. Su formación de abogado, ¿le ayuda a la hora de escribir?

R. No (se ríe). Pero tengo una amiga, abogada, que trabaja para la policía y ella sí es de ayuda: le dejo leer los textos antes de publicar. 

P. La Islandia poscrisis económica, ¿es un país mejor o peor como escenario de novela negra? ¿Han perdido ustedes la inocencia?

R. Quizá un poco, pero sigue siendo un país muy pacifico, los niveles de crimen real son muy bajos, y eso es igual que antes de la crisis. Ha sido un tiempo muy difícil, la gente estaba muy enfadada, había protestas, y daba un poco de miedo, pero las cosas ahora están bien.

P. La etiqueta “novela negra nórdica” se ha impuesto en todo el mundo, pero ¿qué es lo peculiar de la novela islandesa?

R. Creo que es la naturaleza, el paisaje, y el tiempo atmosférico porque el tiempo puede ser peligroso, acostumbraba a ser cuestión de vida o muerte para, por ejemplo, los pescadores. Y la naturaleza puede ser peligrosa… Sí, lo peculiar son los efectos de la naturaleza.

P. Usted tiene responsabilidades en el festival de novela negra de la capital de Islandia, Reikiavik. La proliferación de este tipo de festivales, ¿obedece a una lógica puramente económica o hay más razones que los explican?

R. En lo que al nuestro respecta, Iceland Noir, no son las cuestiones económicas porque siempre perdemos dinero. Para nosotros es la diversión, el dar a la gente la oportunidad de viajar a Islandia, de conocer a autores interesantes, un fin de semana en el que encuentras a gente divertida en la oscuridad de noviembre. Es pura pasión por los libros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: