Relato: ‘A estrenar’ de Coral Fernández-Palacios

De Coral Fernández-Palacios. Ganadora de la XV edición www.excelencialiteraria.com

 

Todos somos cuidadosos con nuestras pertenencias cuando las utilizamos por primera vez. Por ejemplo, estrenamos un teléfono móvil con el miedo de que se pueda caer y romperse el cristal de su pantalla, pero un año después lo lanzamos sin miramientos al sillón cuando llegamos a casa. Algo parecido sucede con la camisa que compramos hace tiempo y que, al quitárnosla, solemos abandonar en el suelo de la habitación, olvidando que en sus primeras puestas la mimábamos para que no se estropease.

Dejamos de preocuparnos del objeto a medida que nos familiarizamos con él, lo que nos puede ocurrir no sólo con nuestras pertenencias sino con las personas que nos rodean. Lo sufren el marido, la esposa, el novio, la novia, los amigos… acostumbrarse a su presencia hace que dejemos de prestarles la atención que merecen.

La primera vez que conocemos a alguien nos fijamos mucho en su aspecto y en su forma de ser, y también nos fijamos en nuestra forma de actuar. Pero a medida que pasa el tiempo y se estrechan los vínculos, tendemos a descuidar esa relación en sus detalles pequeños, en los que no ponemos tanta atención como al principio. Y con los miembros de nuestra familia nos ocurre de forma más habitual: estamos tan acostumbrados a su presencia que llegamos, incluso, a hartarnos de ellos, olvidando lo importantes que son para nosotros, algo en lo que a veces no reflexionamos hasta que los echamos en falta.

Suelen ser los primeros y los últimos días de un encuentro aquellos en los que más atención prestamos a quienes nos rodean, cuando esa es la atención que siempre deberíamos regalarles. ¿Acaso no deberíamos ofrecerles un abrazo, un consejo, una sonrisa todos los días, como si fuera la primera y la última vez? Cuidar nuestras relaciones personales es la única manera de que estas se fortalezcan con el paso del tiempo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: