‘Robi Bit’ de Roberto Aliaga

Robi Bit de Roberto Aliaga. Ilustraciones de Lucía Serrano. Editorial Edelvives, Colección Ala Delta Azul, 2019. 130 x 200 mm, 168 pp. (+ 8 años) 9,35 €.
Por José R. Cortés Criado.
 
La protagonista de esta historia en una niña algo especial, se llama Eli y vive con su abuela en un hotel algo extraño, porque casi nunca tiene clientes. Ella está muy a gusto viendo la laguna que hay enfrente y observando cuanto sucede en su entorno.
Empieza la trama cuando la niña quiere escribir una historia, la que el lector va a disfrutar en este libro, no sabe por dónde empezar, así que decide echarlo a suerte con una especie de dado que lanza su amigo Robi con tanta fuerza que rompe el techo.
Tiene varios asuntos por los que empezar la trama, como salió el seis empezó por Robi, su vecino y amigo, al que además debe cuidar por encargo de su abuela, por ello recibe una cantidad de dinero.
La verdad es que Robi es algo raro, no se pelea, pone paz entre los demás niños del colegio, tiene una fuerza descomunal, vive con sus padres en la única casa que hay enfrente del hotel y es su amigo por encima de todo.
Otra persona de la que quiere hablar es de su abuela, una anciana estupenda que de vez en cuando desaparece del hotel, que tiene una gran cantidad de frases preferidas que Eli ha anotado para aplicarlas cuando vienen a cuento, como por ejemplo: “Uno siempre ha de mantener su palabra”, “El ser humano es capaz de acostumbrarse a todo” o “Nunca juzgues a una persona si no sabes absolutamente todo lo que ella sabe”.
Y en otro gran tema que le preocupa es la extraña pareja que acude al hotel. Son dos hombres idénticos en su aspecto y vestimenta que acuden al hotel con una caja enorme y se instalan en la habitación que hay justo debajo de la de la protagonista, eso le llama la atención porque no hay más huéspedes en el hotel.
A partir de la llegada de estos, Eli tiene sueños con estas dos personas que la sobrecogen y la hacen dudar si todo es un sueño o es verdad y en ese dilema se derime el lector hasta que llega al desenlace de la trama y la abuela le confiesa quienes son todos ellos.
Entre la realidad y el deseo transcurre todo y el lector poco a poco va comprendiendo los sucesos acaecidos, las pesadillas de Eli y el porqué de su existencia, pero lo que los demás protagonistas del cuento no sospechan es su desenlace.
Con habilidad y mucho ingenio Roberto Aliaga da un giro inesperado a la historia para que finalice como la niña prefiere y no como parecía que iba a ser a tenor del avance de la trama hasta ese momento final.
Me ha gustado el cuento, me ha tenido confundido y entretenido hasta su desenlace, que me ha hecho sonreír pensando en el futuro de ambos protagonistas, Eli y Robi.
 
Si quieres conocer otros dos libros comentados de Roberto Aliaga pincha aquí.
Si quieres conocer cinco libros ilustrados por Lucía Serrano pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: