‘Hoy es siempre todavía’ (Antología poética) Antonio Machado

Antonio Machado

 

Hoy es siempre todavía (Antología poética) Antonio Machado. Selección e introducción de Anabel Sáiz. Editorial Algar, 2020. (Algar Joven, 97). Rústica, 320 pp., 13 x 20,5 cm., 9,95 €.

 

Antonio Machado definía su poesía como “palabra en el tiempo”. Su intención, bien clara queda en el poema “Retrato”, era dejar su obra como legado, no de preciosismo, sino de verdad. Si bien es cierto que sus primeros poemas pertenecen al Modernismo, Machado nunca fue un modernista al uso, rutilante, sino más bien, como era él, sobrio y ensimismado. Nunca está de más volver a Machado porque su palabra siempre es nueva y oportuna. De ahí que la oportunidad de esta Antología destinada a todos los público, sin duda, pero que aparece en una colección juvenil. Entre el primer lector que se acerca al poeta y el poeta no debería haber intermediarios, de ahí que esta antología tenga pocas notas a pie de páginas, las justas y necesarias para aclarar algunas cuestiones de léxico y poco más.

Hoy es siempre todavía recoge una amplia selección de la poesía machadiana, incluso aparece íntegro el texto de “La tierra de Alvargonzález” que no es frecuente ver en otras antologías porque es muy extenso. Los poemas aparecen ordenados siguiendo al propio poeta que utilizaba un número romano para organizarlos e integrados en sus distintos poemarios. Antonio Machado concibió su obra como un todo, como una evolución personal y estética que es lo que podemos percibir en el volumen que nos ocupa. Desde Soledades, galerías y otros poemas, pasando por Campos de Castilla, hasta Nuevas Canciones e, incluso, las Poesías de guerra, el lector podrá pasearse por toda la obra de Machado con total garantía de estar leyendo sus palabras directas, sin cambios.

Muchos son los temas que ocuparon y preocuparon a don Antonio, el del tiempo, la muerte, el amor, el camino, los sueños, las galerías, el atraso español, el paisaje castellano y tantos otros como podremos ver si leemos la antología. En cuanto a la métrica, gustó de metros modernistas, de la silva arromanzada, de las soleares, del romance, del soneto… Fue Antonio Machado un poeta completo, hecho a sí mismo, que se paró a escuchar su propia voz y que mantuvo la esperanza en el porvenir.

Hoy es siempre todavía va precedido de una completa introducción donde la catedrática de lengua y literatura Anabel Sáiz Ripoll, muestra las distintas facetas del poeta, su evolución, su devenir biográfico, siempre unido a su obra y sus principales características. Antes de leer los poemas, si es la primera vez que el lector se acerca al poeta, no está de más empezar por el prólogo para ir entendiendo qué le aguarda.

Fue también Machado un poeta sentencioso y filósofo, como reza el verso que se ha escogido como título de la selección que presenta Algar. Hoy es siempre todavía, gradación o paradoja, nos incita a reflexionar sobre la esperanza de creer en el presente, siempre con la mirada en el futuro porque, de hecho, mientras exista un hoy, existirá el siempre.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: