Na, na, na, voy a Benidorm

Spain.. Benidorm. 1997.

La editorial Barret publica Ensayo y (error) Benidorm, un collage de textos sobre el destino turístico por excelencia de la costa del Levante.

“Na, na, na, voy a Benidorm”, cantaban Los Nikis a finales de los ochenta. Un pueblo con fama de ciudad que supone un paraíso vacacional para un gran número de españoles y turistas.

La editorial Barret publica Ensayo y (error) Benidorm, un compendio de artículos en el que diferentes firmas —músicos, escritores, arquitectos, hosteleros— reflexionan y diseccionan el Benidorm en todos sus aspectos: sus gentes, su arquitectura, su historia.

Franco, bikinis y una Vespa

Se habla mucho entre sus páginas de que Benidorm no hubiera sido Benidorm sin Pedro Zaragoza.

Cuentan las lenguas que el que fue alcalde de la localidad entre 1950 y 1967 cogió su Vespa y recorrió kilómetros, con el viento de cara, hasta Madrid para presentarse ante Franco. ¿El por qué? Para pedirle, en medio de una dictadura donde el conservadurismo se llevaba como bandera, que se permitiera el uso del bikini en la localidad. El generalísimo lo concedió, suponiendo un impulso del turismo internacional.

No vuelvo a Benidorm: un paraíso de doble cara

“No vuelvo a ir a Beniform”, cantan Los Nikis en otro de sus temas —que fue vetado en las radios de la zona. Y es que, como el grupo, la relación amor-odio por Benidorm es patente.

Construcciones hacia el cielo, overbooking en el mar, overbooking en las terrazas, overbooking everywhere en el pueblo que se convirtió en un plató pop vacacional.

El sol baña el paseo marítimo pero hay quién, a pesar de la luz, lo ve gris. Quien desea escapar de allí. Por contra, familias que no conciben el verano sin un fondo de sombrillas de colores y marcas de refresco.

Benidorm, que acogió a artistas como Julio Iglesias o Manolo Escobar. Benidorm, ciudad de vacaciones. Benidorm, como las lentejas: o lo tomas o lo dejas.

Una cosa es segura: si aún no has estado allí —como yo—, Ensayo y (error) Benidorm, además de ser un libro ameno y más que entretenido, también te despertará las ganas de pasear por sus calles y mezclarte entre sus grupos de turistas tan heterogéneos. Entre los alemanes y las excursiones del Imserso.

Nos vemos en Benidorm.

 

Ensayo y (error) Benidorm. Editorial Barret, 2019. Rústica con solapas, 202 pp., 17,90€.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: