‘La voz de las sombras’ de FrancesHardinge

La voz de las sombras

La voz de las sombras de Frances Hardinge. Traducción de Celia Filipetto. Editorial Bambú, 147 x 210 mm, 480 pp., 14,50 €, (+ 14 años) 2019.

Por José R. Cortés Criado.

“Los humanos son animales extraños, adaptables; a la larga acaban acostumbrándose a todo, incluso a lo imposible y a lo insoportable. Con el tiempo, lo impensable se vuelve normal”.

La voz de las sombras de Frances Hardinger.

 

Estupenda novela que no te deja respiro hasta que llegas a su desenlace. La trama tiene mucho de fantasía, miedo, suspense, todo cargado de un tono sobrenatural y un añadido de datos históricos que hacen de la vida de esta pobre niña un universo por descubrir y sin fin.

Makepeace tiene doce años, vive con su madre en casa de unos parientes que no las quieren; la madre debe trabajar con ahínco para salir adelante, es seca en la educación de su hija, no quiere decirle de dónde son ni quién es su padre, solo quiere protegerla de sus orígenes.

Ese origen es el mayor de sus males. Una vez que muere su madre en una situación trágica, la familia de su padre se hace cargo de ella. Es descendiente de una estirpe noble que tiene un poder extraordinario, aunque no todos los descendientes los heredan. Ella sí, para su desgracia.

En su enorme hogar se siente incómoda, los ancianos que gobiernan la familia son temibles, ella sospecha que leen sus pensamientos y llega a saber por qué la retienen en contra de su voluntad, al igual que a James, su hermanastro, que huyó varias veces y siempre fue devuelto al hogar familiar y cuidado.

Ambos, hermanos de padre,han heredado lo que más ansían los ancianos, son capaces de albergar en su interior el espíritu de otras personas fallecidas. Ese es el temible y poderoso secreto de los Fellmotte; son capaces de tender alianzas económicas y políticas con el rey, someter bajo sus órdenes a los demás y dominar; el poder es lo que más les atrae, por eso deben conservar los espíritus de sus antepasados para tener toda la información y sabiduría que da la edad y la experiencia.

Frente a ese poder poco pueden hacer dos niños bastardos, que únicamente sirven como recipientes para albergar algunos espíritus en caso de necesidad imperiosa. Lo normal en la familia es que el heredero mantenga en su cuerpo unos siete espíritus y se deje someter a la voluntad de ellos, salvo que tenga algunas cualidades especiales y forme parte del círculo de poder.

Makepeace ha sido entrenada por su madre para defenderse de los fantasmas, pero cierto día bajó la guardia y cuando se dio cuenta tenía el de un oso dentro. La relación que establece la niña con el animal es de lo más curioso y original. Se compenetran muy bien, se ayudan y hasta se entienden aunque a veces la bestia sea imparable.

Pero una vez que entró el oso, ella supo cómo introducir otros inquilinos en su mente, incluso el de una señora entró sin permiso. Las peleas entre ellos, los fantasmas, y la persona viva y los fantasmas, son increíblemente interesantes y sus alianzas muy curiosas. Magnífico juego de habilidades tácticas y luchas emocionales.

Si todo esto fuera poco, el marco donde se desarrolla la trama es durante la guerra civil inglesa durante el siglo XVII, así la guerra con su dureza y crueldad está presente; las alianzas, intrigas y traiciones forman parte de la historia y los problemas religiosos se ven también reflejados.

En resumen, una buena novela, muy densa, cargada de asombrosos diálogos y un interés creciente hasta que llegas al final y ves cómo la vida fluye siguiendo su curso natural.

Los diálogos que mantiene la joven con sus huéspedes son muy interesantes, están llenos de reflexiones, análisis y promesas que demuestran una gran altura de miras de tan extraños personajes; la ironía también se manifiesta y hasta el oso muestra sus pesares, alegrías y sinsabores por medio de gestos que obliga a ejecutar a Makepeace contra su voluntad.

La habilidad con que se desarrolla la trama, los momentos de intriga y temores que viven los personajes y siente el lector, la fuerza de una niña que solo desea hacer las cosas bien, ser feliz y vivir en armonía con personas y animales, hacen que esta sea una de las mejores novelas que he leído últimamente.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: