El poder del arte para expresar emociones

El arte tiene un poder especial para provocar emociones. No solo la pintura sino también otras manifestaciones como la arquitectura, la escultura, la fotografía o el cine. Desde hace muchos años el arte ha sido una de las formas de expresión de los artistas que han podido utilizarlo para comunicar sus emociones o sentimientos.

Puede ser una de las formas de expresar las emociones que cada uno llevamos dentro y que no sabemos cómo expresar. Un cuadro sencillo o una fotografía pueden ser fundamentales a la hora de comunicar a los demás lo que nos preocupa o nos emociona. Por ejemplo, el psicólogo Alejandro Vera conecta en su web las imágenes con las emociones.

La pintura logra a través del color, la textura o el trazo sugerir emociones como tranquilidad, inquietud, armonía, tristeza o alegría. ¿Quién no ha reído o llorado contemplando un buen cuadro? Las manifestaciones estéticas nos mueven a empatizar con los demás e identificarnos con las demás. También nos pueden ayudar a afrontar nuestra relación con el mundo desde diversas perspectivas.

Las emociones son reacciones que todas las personas tenemos en mayor o menor medida. Las emociones básicas son rabia, vergüenza, culpa, alegría, tristeza, y miedo. También se suelen citar el asco o la sorpresa que son tradicionalmente emociones secundarias. Muchas personas tienen problemas para expresar sentimientos y a veces la función psicovisual puede ayudar a expresar las emociones con un dibujo o una fotografía.

A veces nos sentimos incapaces de gestionar emociones como  la impotencia, los celos, el miedo o la inseguridad entre otras. El arte puede convertirse en un antídoto contra esa incapacidad de expresarse. El arte puede abrir la mente y conectar con nuestros sentimientos más escondidos.

En muchas ocasiones contar nuestras experiencias a los demás nos supone un gran problema. Para muchos reconocer lo que se está sintiendo puede suponer mostrar que son vulnerables.  El miedo a expresar los sentimientos está relacionado con el miedo a parecer vulnerables. No exteriorizar nuestros sentimientos es simplemente una medida de autoprotección en algunos momentos de la vida.

Gracias a manifestaciones artísticas como la pintura o la fotografía podemos reflejar nuestros sentimientos y experiencias más profundas. Una forma de contar aquello que no queremos que nadie conozca y que se puede expresar sin sentir vergüenza o mostrar debilidad.

Desde el principio de los tiempos los hombres han expresado sus sentimientos y emociones mediante el arte. Solo hay que recordar las manifestaciones artísticas de los hombres prehistóricos que pintaban en el interior de las cavernas o los frescos que se pintaban dentro de las iglesias románicas.

La fotografía se convirtió también en una de las formas de expresar sentimientos y emociones a partir del siglo XX. Fotografías de tipo documental y también artísticas con las que los artistas sorprendían con sus sentimientos, deseos e ilusiones. Una manifestación del arte que se ha convertida en una de las preferidas en nuestro siglo y que en la actualidad se ha convertido para muchos jóvenes en una forma de expresión en redes sociales como Instagram. Una nueva forma de expresarse y comunicar.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: