‘El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia’ de Selma Lagerlöf y Yuan Duque

El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia de Selma Lagerlöf (texto) y Yuan Duque (ilustraciones). Traducción: María Isabel Soto López. Editorial Edelvives, Colección Clásicos Ilustrados, 2019. 
220 x 220 mm, 160 pp., 25,27 €, (+ 8 años) .

Por José R. Cortés Criado.

“Nils dijo: …me he dado cuenta de lo feo que es traicionar a un amigo, y yo no he querido hacerlo”.

Selma Lagerlöf: El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia.

Maravillosa historia infantil que gusta a todos los públicos, porque el buen escribir de Selma Lagerlöf, la primera mujer que obtuvo el Premio Nobel de Literatura, está fuera de toda duda.

Este libro, escrito en 1906, al parecer fue escrito por encargo de una asociación de docentes, aunque otras fuentes alegan que se escribió pensando en un concurso que buscaba un buen libro de lectura escolar para Suecia.

Así que la escritora, imbuida por las ideas nacionalistas de principios del siglo XX, y conocedora de las leyendas, los mitos y los paisajes suecos, supo dar con la tecla y escribir un libro de lectura recreativa con una gran carga didáctica bien disimulada.

Así que se le ocurrió partir de un jovencito muy travieso que cierto día fue convertido en un duendecillo por su actitud. Cuando se vio tan reducido de tamaño notó que los animales de la granja de sus padres se alegraron de su castigo, por lo mal que se portó con ellos e incluso con su madre.

Al cambiar su tamaño, también adquirió el don de entender el lenguaje de los animales y así supo que un ganso de su granja se dispuso a volar con los gansos salvajes, Nils quiso evitarlo, se agarró a su cuello y salió volando.

Este inicio, de un chico asustado que solo quiere que sus padres no pierdan un
animal que les reportaría beneficios económicos, abre el viaje iniciático del protagonista.

A lo largo de las páginas los lectores vamos a viajar a lomos del ganso blanco y conoceremos todo un país a vista de pájaro. Siguiendo el peregrinar de estas aves migratorias y sus explicaciones para que pequeño Nils conozca los lugares por donde vuelan.

Y no solo se trata de ver paisajes, todos muy bien descritos, así como las ciudades, pueblos y aldeas que visitan, sino que también asistimos a un proceso de madurez personal del joven gracias a las conversaciones con sus nuevos amigos, especialmente la anciana gansa, Akka, que comanda la bandada.

Igualmente aprende de los otros animales a los que ayuda cuando están en apuros, de los que quieren hacerle el mal, como un zorro que no ceja en su empeño en atacarlos; y de un águila imperial que le debe su vida a Akka; una contradicción, una gansa salva a un depredador de aves, justificado por la bondad de la anciana que por encima de sus intereses pone el valor de la vida ante todo, aunque sea un bebé enemigo.

El texto se lee con sumo interés y te atrapa desde sus inicios; cada capítulo es una aventura que encierra una enseñanza personal y te acerca la forma de vida de los diferentes pueblos dependiendo del lugar en el que viven y las condiciones físicas del mismo, siempre desde una óptica personal, costumbrista como una oda a la naturaleza.

Al final del relato el joven protagonista ha cambiado tanto, que prefiere no recuperar su estado normal y volver con su familia porque ello conlleva la muerte de su mejor amigo, el ganso blanco que le enseñó el mundo. Esta grandeza humana lo realza y le facilita el desenlace de su gustosa pesadilla.

El texto, resumido del original, es una adaptación de un clásico, como todos los demás de esta colección, que busca adaptar la obra al público actual sin perder su valor original, y pensando que ha de ser leída por lectores pequeños y adultos.

Junto las palabras, casi con tanta importancia, están las ilustraciones Yván Duque, que con magníficos colores, una gran riqueza de matices, multitudes detalles y nos muestran los paisajes suecos, ya sean montes, praderas, fiordos, lagos o campos floridos.

Cada capítulo tiene su lámina original de gran belleza como inicio y le siguen otras muchas tanto a página sencilla como a doble página, así como otras con pequeñas escenas campestres, gansos en vuelo, nidos, viviendas, patos viajeros…que son una delicia a la vista.

Libros como este animan a leer a cualquiera. Los lectores iniciales se sentirán atraídos por su colorido de gran belleza y si un adulto se lo lee, disfrutarán mucho de estas ingeniosas aventuras, creo que es un buen libro para ser leído en voz alta, sus cuarenta y dos capítulos son breves y vivaces.

Las imágenes frescas y las palabras exactas hacen de este canto a la naturaleza, a la bondad, a la madurez y a la vida un excelente libro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: